Concepto de eximición

La palabra eximición se usa en Argentina, como sinónimo de exención para hablar de la eximición de prisión, que es la posibilidad de quien se encuentra imputado por un delito, de mantener su libertad mientras dure el proceso penal.

Aunque el uso aceptado por la Real Academia Española para hablar de excepciones legales, es excención (y de esta manera lo llama el Código Procesal Penal de la Nación Argentina) en la provincia de Buenos Aires es llamado el instituto, “eximición” de prisión.

El artículo 185 del citado código dice que podrá ser solicitado este beneficio en cualquier estado del proceso, ya sea por el propio imputado, o por terceros. Debe hacerse al Juez de la causa, quien debe resolver el incidente como máximo en el plazo de tres días. Dicha resolución puede ser apelada dentro de las 48 horas, por quien la peticionó, por el abogado defensor y por el Ministerio Público Fiscal. Se diferencia de la excarcelación, pues en este caso lo que se solicita es la puesta en libertad de quien ya está privado de su libertad. Sin embargo para conceder la eximición de prisión también el Juez deberá valorar los hechos y la concederá en algunos casos por motivos similares a aquellos en los que procede la excarcelación, especialmente la gravedad del delito cometido (que no le corresponda más de 8 años de prisión).

El momento límite para solicitar la eximición de prisión es cuando se dicta la prisión preventiva. Ambos institutos, la eximición de prisión y la excarcelación, podrán ser denegados si existen fundadas sospechas que el imputado burlará la acción de la justicia al estar en libertad durante el proceso judicial.