Concepto de fauces

Fauces es un término que se derivó de igual vocablo latino, designando en Anatomía y Zoología, a la garganta, o sea, la parte posterior de la cavidad bucal, de personas y demás mamíferos, que se extiende desde el velo palatino, hasta la zona superior faríngea, y se constituye en la entrada del esófago.

La boca contiene, para cumplir su función de iniciar el proceso digestivo, las encías, los dientes, la lengua, la bóveda palatina, el istmo de las fauces, y dos pilares anteriores que conforman un arco que delimitan el istmo de las fauces, que es el orificio de comunicación con la faringe.

El Istmo de las fauces está situado en la bucofaringe y recorre desde el velo del paladar en su parte superior, y por debajo, el borde superior de la epiglotis. Presenta un anillo linfático, que se integra por encima, con la amígdala nasofaríngea, a los costados por las amígdalas palatinas, y por debajo, con la amígdala lingual. En medio del istmo de las fauces está la úvula, músculo que está suspendido del borde inferior del paladar blando, y a los costados las amígdalas, integradas por tejido linfático.

En general, llamamos de modo habitual fauces, a la cavidad bucal íntegra de cualquier animal, por ejemplo: “El feroz perro que custodiaba el galpón, abrió sus fauces amenazantes y los niños que habían decidido jugar allí, optaron por retirarse asustados”, “El lobo salió corriendo, llevando en sus fauces apretada su presa”, “No se justifica tu temor hacia mi gato, sus fauces son tan pequeñas que apenas podría hacerte daño” o “El tigre recibió un tiro en las fauces mientras intentaba saltar sobre el cazador”.

En Literatura “las fauces del abismo” es un libro sobre bestias, alegoría de la crueldad humana, del autor mexicano Ignacio Padilla.