Concepto de inciso

Inciso es una palabra que nos remonta en su etimología al latín “incisus”, término integrado por el prefijo de interioridad “in”, y por un derivado del verbo “caedere” en el sentido de “cortar”, por lo cual, en sentido literal puede traducirse como “cortado”.

Se aplica sobre todo a textos, donde existen expresiones que se intercalan en otras; por ejemplo, aquellas aclaraciones que se colocan entre comas, paréntesis o rayas, en una oración: “Visité a mi tía, una hermana de mi madre, en el verano”. “Una hermana de mi madre” es un inciso de tipo explicativo. Si lo que se aclara es vital para conocer el sujeto al que hacemos referencia en la oración, el inciso será determinativo, como cuando decimos: “De todas mis tías es Juana la más bonita”. “Es Juana” aclara de modo determinante cuál es la más bonita de las tías. Puede ser también aquellos comentarios que se intercalan en un discurso y que no integran el tema principal: “En su discurso sobre el problema ambiental, hizo un inciso para referirse a la fecha patria que hoy se conmemora”.

En Derecho es frecuente usar el término inciso para nombrar las partes en que está dividido el artículo de una ley, que presenta especificaciones sobre su contenido y se encuentran nombrados con números o letras. Por ejemplo: “El artículo 75 de la Constitución Nacional argentina, detalla a lo largo de sus 32 incisos, cada una de las atribuciones del Congreso Nacional” o “El artículo 80 del Código Penal argentino, tiene 12 incisos, que detallan los agravantes del delito contra la vida”.

También es un tipo de decoración que califica a las piezas de cerámica o arcilla que presentan incisiones de tipo superficial, hechas con algún instrumento punzante que le deja huellas.