Concepto de emirato

Un emirato es un territorio a cargo de un emir, palabra de origen árabe (de “amir”) cuyo significado es “comandante”; siendo el emir un jefe político y militar, con título nobiliario, con menores potestades que un califa; ya que éste gobierna un lugar de mayor extensión, y, además del poder político, tiene el religioso.

Los emiratos son típicos de los países árabes y se trata de estados monárquicos con poder absoluto.

Históricamente podemos mencionar al Emirato de Córdoba, que existió en la Península Ibérica, entre los años 756 a 929, bajo el poder de los omeyas, dependiente del Califato de Abasí, y que en el año 929 pasó a ser el Califato de Córdoba; y el Emirato de Granada, al Sur de la misma península que gobernó entre 1238 y 1492, fecha de la reconquista española del territorio, que lo incorporó como Reino de Granada.

Actualmente hay dos emiratos independientes, ambos en oeste asiático: Kuwait, en el noreste de la península arábiga, que se independizó en 1961; y Catar, al este de la península arábiga, que obtuvo su independencia del protectorado británico en 1971.

Además, hay un conjunto de siete emiratos que conforman una federación, llamada Emiratos Árabes Unidos, desde 1971, con una gran riqueza petrolera y alrededor de 4.500.000 habitantes: 1. Umm al-Qaywayn, al norte y bajo el gobierno del jeque Saud bin Rashid Al Mu'alla; 2. Abu Dabi (el emirato más grande de todos). Su capital llamada también Abu Davi es la residencia del Presidente de los Emiratos Árabes Unidos; 3. Ajmán (el de menor extensión territorial); 4. Dubái, ubicado al norte del anterior, y el de mayor población; 5. Fujaira; 5. Ras al-Khaimah (integrado en 1972); 6. Sharjah y 7. Um el Kaiwain, al norte.