Concepto de preaviso

Preaviso es una palabra compuesta, integrada por términos latinos: el prefijo de antelación “pre” y “visum” en el sentido de “algo que se pone a la vista” o “advertencia”.

Un preaviso es un anuncio que se hace de una acción que va a suceder en el futuro, y es un concepto que se usa especialmente en el Derecho Laboral, ante un despido que el empleador pretenda hacer de uno o más empleados, o ante la renuncia de éstos. En el primer caso se defienden los derechos del trabajador que debe conseguir otro trabajo, y en el segundo los del empleador que debe reemplazar al o los empleados que abandonarán sus puestos.

Durante el plazo de preaviso continúa la relación laboral, y el empleado cuenta con ciertas horas al día (acumulables si lo desea) para salir a buscar otro empleo.

El preaviso no se exige al empleador si el despido se produce por una justa causa, pues sería injusto estar obligado a mantener una relación laboral, aunque sea temporal, con un empleado que ha incumplido gravemente con sus deberes. Si el despido es incausado, corresponde además del preaviso una indemnización.

Los plazos de preaviso varían según los países. Por ejemplo, en España, tanto empleadores como empleados deben preavisar con 15 días de anticipación del fin de la relación laboral. Solo no es exigible cuando sean contratos laborales temporales y ese tiempo sea de menos de un año. En los de más de un año se debe preavisar, y si no se hace, se opta por la continuidad de la relación laboral con un nuevo contrato hasta que se llegue al límite que lo convierte en indefinido.

En Argentina los plazos no son los mismos para el empleador que para el empleado. El primero en caso de despido injustificado debe hacerlo con 15 días de antelación solo si se está en los primeros tres meses de prueba. Luego debe hacerse con 30 días de anticipación, si la antigüedad del empleado no supera los cinco años, y si es mayor a cinco años, el preaviso es de 2 meses. El empleado, debe dar preaviso 15 días antes de renunciar.

Debe hacerse de modo fehaciente para poder probarse. Si no se da el preaviso, puede ser sustituido por el dinero correspondiente.