Concepto de acupuntura

La palabra acupuntura es un neologismo integrado por los siguientes términos de origen latino: “acus” que significa “aguja”, “punctus” = “puntos” o “pinchazos” y el sufijo “ura” que indica que se trata de una actividad.

La acupuntura es una terapia usada en la medicina oriental que a través de pinchar distintos puntos específicos del cuerpo, sana las dolencias. Es considerada un método de medicina alternativa, no comprobado científicamente, y es parte en China de su medicina tradicional, practicada desde el año 100 antes de nuestra era, variando las técnicas empleadas según los países, aunque la introducción de agujas de metal delgadas, en los llamados “puntos de acupuntura” donde existiría mayor conducción eléctrica, es común en todas ellas. La finalidad es regular el flujo energético que fluye a través de diversos meridianos, de acuerdo a cada paciente. Las agujas pueden ser manipuladas en forma manual o usarse estimulación eléctrica.

Esta técnica, de China pasó a Corea en el siglo VI, después a Japón, y más tarde a Francia, desde donde se extendió por toda Europa. En el siglo XX llegó a Estados Unidos y al resto de América.

De los estudios realizados, existen evidencias poco claras sobre su efectividad, siendo la aplicación más útil el alivio del dolor, aunque se duda si no resulta ser solo un placebo. Sin embargo se la promociona para tratar muchísimas dolencias, como la fibromialgia, dolores lumbares, caída de cabello, acné, infertilidad, desequilibrios hormonales, dolores menstruales, gripe y hasta para dejar de fumar. La OMS reconoce en muchos casos su efectividad y sus mínimos riesgos, siempre que sea llevada a cabo por profesionales idóneos. Muchos países le han dado a la acupuntura reconocimiento oficial, entre ellos Brasil, donde la considera como una especialidad de la medicina. En China la carrera dura seis años.

Debe ser hecha por profesionales idóneos para no causar problemas secundarios, como infecciones, si se reutilizan las agujas sin esterilizar, o neumotórax.