Concepto de antracita

La palabra antracita, se derivó del término griego “anthrax” que significa “carbón” y el sufijo “ita” que alude a que se trata de un mineral. El carbón se obtiene al descomponerse las materias orgánicas en ausencia de aire, siendo la antracita, uno de los tipos de carbón natural, como también lo son, el lignito, la hulla y la turba; pero la antracita es el carbón con mayor contenido de carbono (86 % o más) conteniendo poco azufre y sustancias volátiles; es menos contaminante, menos húmedo, no mancha, su textura es fina, es duro y Es el más metamórfico de los carbones.

La antracita, emite mucho calor al ser encendida, y poco humo; pero cuesta prenderla, requiriendo para su combustión mucho oxígeno y generando escasas llamas, de un tono azul pálido. La antracita, por ser escasa, es costosa; y para su uso en calefacción, ha sido reemplazada, por ese motivo, por la electricidad o el gas natural.

El proceso de creación, como dijimos, parte de la descomposición de la materia orgánica, por la acción de bacterias aeróbicas. La falta de oxígeno mata las bacterias, y así aparece la turba, que, con las altas temperaturas, va a ir creando, paulatinamente, primero el lignito, y, después, la antracita, la que se formó hace unos doscientos cincuenta millones de años, durante el período carbonífero.

Entre sus principales usos, se destacan la producción de colorantes, de gomas sintéticas, la producción de gas para alumbrado, como generadora de calor en centrales térmicas. Se usa también en fundiciones, y como generadora de energía en calderas, combinado con hulla. Es resistente a las altas temperaturas, y no contiene sílice, por lo que es usada para el tratamiento de aguas calientes y alcalinas. En combinación con arenas filtrantes, filtra y clarifica el agua para uso doméstico o industrial. El material que se encuentra suspendido es retenido en el lecho filtrante, por las particulares características de sus granos.

El color de la antracita es negro brillante o gris muy oscuro, a veces, con tonalidades azuladas, y para que se forme, se necesita una temperatura de entre 170 a 250 °C. El mayor productor mundial de antracita es China. También se extrae en Estados Unidos, Canadá, Australia, Sudáfrica y Colombia.

Como color, antracita, es un tono sobrio y fino, gris oscuro, muy requerido en automotores y muebles, por su elegancia. Ejemplos de uso: “Decoré mi casa con unos hermosos sillones color antracita, que le pusieron una nota de suntuosidad a la sala” o “Adquirí un automóvil color antracita que es la envidia de mis vecinos y parientes”.