Concepto de antropofagia

Del vocablo latino “ánthropos” que significa hombre y “phagia” que quiere decir comer, la antropofagia es la característica de aquellos que se alimentan de personas.

Los animales que pueden llegar a alimentarse de seres humanos, aunque no de manera exclusiva, pueden ser el tigre, el león, el cocodrilo, el lobo, la orca, la anaconda, el tiburón, la hiena, el jaguar, el oso o el puma. Pertenecen a la categoría de depredadores, y en general atacan a los seres humanos porque se sienten amenazados, aunque obviamente también por hambre, siendo esa necesidad básica impulso suficiente para que hasta animales, usualmente considerados amigos de las personas, como los perros, también lo hagan; o de carroñeros, en este último caso, si consumen la carne o los tejidos de personas muertas, siendo ejemplo de antropófagos carroñeros, los buitres, los chacales y los coyotes.

En la antigüedad, se consideraba un espectáculo divertido, por ejemplo, entre los romanos, someter a ciertas personas, a modo de castigo, al encuentro con grandes animales hambrientos, para ser devorados por ellos, ante la mirada morbosa del público.

El riesgo actual del ser humano de ser objeto de antropofagia es muy escaso, ya que en las ciudades no hay estos animales, y si se adentra voluntariamente en hábitats donde puede quedar expuesto, lleva consigo armas para defenderse, siendo mucho más común que sea el hombre el depredador, de muchas especies, a veces para alimentarse de ellas (antropofagia) obtener su cuero, sus cuernos, etcétera; y otras, como un curioso y macabro modo de entretenerse (salir de cacería).

El canibalismo es la acción de comer un ser humano a otro de su misma especie. Se cree que se practicó en la Prehistoria por las marcas halladas en huesos humanos. Era común, según algunos autores y desmentidos por otros, en las tribus africanas y entre los aborígenes americanos, como los que habitaban en “La Española” (isla del Archipiélago de las Antillas) fundada por Colón en su primer viaje, y como el caso de los guaraníes, ubicados en el noreste argentino, suroeste brasileño, parte de Uruguay, Paraguay y parte de Bolivia, que consumían en medio de ritos y ceremonias, los cadáveres de sus enemigos. Justamente el nombre de caníbal procede de que según esas versiones, era comñun esta práctica entre los habitantes del Caribe

Razones de supervivencia han obligado a seres humanos civilizados a recurrir a la antropofagia en situaciones límites como ocurrió con los uruguayos víctimas del accidente aéreo ocurrido en la Cordillera de los Andes que iban en el vuelo 571 en un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya, rumbo a Chile, en el año 1972, donde los que pudieron permanecer con vida (que finalmente fueron 16) debieron consumir los cadáveres de los muertos en el accidente, para salvar sus propias vidas.

El consumo, para ser antropofagia, debe ser de carne humana, y no exclusivamente de sangre pues en este caso sería hematofagia.

Buscar otro concepto