Concepto de arrugado

Arrugado, es un adjetivo, que califica al objeto o sujeto, que tiene arrugas, del verbo arrugar, que, etimológicamente nos remonta al latín “irrugare”, que designa la acción de hacer dobleces o pliegues en un material blando, que puede ser la piel, papel, tela, etcétera. Cuando algo se arruga, aparecen rayas características, una o más, que no tienen un patrón regular, por lo general.

Las telas, se arrugan al estar mal dobladas, o solo con el uso, cuando, al movernos, aplastamos alguna parte, como ocurre al sentarse sobre ellas o agacharse. Hay telas que se arrugan con mayor facilidad que otras, como el lino o el algodón. El arrugado de las telas, se remedia, planchándolas. Otras telas tienen una textura arrugada ex profeso, como la bambula.

Ejemplos de uso: “Guardé la ropa en la valija, y, cuando llegué, me di cuenta que estaba toda arrugada” o “Esta tela es muy fresca, pero, en seguida, queda arrugada, y mi atuendo luce desprolijo”.

Los papeles, se arrugan al doblarse o estrujarse, por ejemplo: “Hizo un bollo con la hoja, al enojarse, porque no podía hacer la tarea, y, cuando la estiró, comprobó que había quedado completamente arrugada”.

Las arrugas en la piel, son características de ciertas razas de perro, como el shar pei o el carlino, que presentan por genética, pliegues, en su pesada y gruesa piel, por el alto contenido de ácido hialurónico. Si bien las arrugas les dan un encanto particular, es necesario cuidar mucho su higiene, pues, entre las arrugas, puede acumularse humedad y bacterias.

En las personas, las arrugas aparecen como consecuencia natural del envejecimiento, aunque no todos las tendrán a la misma edad, ni en la misma cantidad. Factores hereditarios, gestos habituales, mucha exposición al sol o al viento, pérdida brusca de peso, el tabaquismo y poca hidratación, contribuyen a tener la piel más precozmente arrugada, que hacen que el colágeno se reduzca. Algunos productos naturales como el aceite de coco, o algunos preparados químicos, ayudan a mantener por más tiempo la piel sin arrugas. También es recomendable, protegerse del sol, beber abundante agua, dormir lo suficiente, estresarse lo menos posible y llevar una alimentación variada y saludable. Si bien las arrugas aparecen en todo el cuerpo, donde se hacen más notorias, es en la cara. Algunas personas, a las que tener la piel arrugada, les causa rechazo, recurren al botox o al lifting facial. El botox, se usa después de los 35 años, y consiste en inyectar, por parte de un médico especializado, un producto que contiene toxina botulínica, para reducir las arrugas del rostro, especialmente en el entrecejo, la frente y las “patas de gallo, lo que se logra al bloquear con esta sustancia los impulsos nerviosos, y, con ello, minimizar la actividad de algunos músculos, que se relajan, pero el efecto dura solo algunos meses. El lifting facial, por su parte, debe ser realizado por médicos especializados en cirugía plástica, se hace con anestesia general; y, como toda cirugía, no está exenta de riesgos.

La piel también se arruga por estar mucho tiempo sumergida en agua, pero esto es solo temporario.

Buscar otro concepto