Concepto de atropello

La palabra atropello, acción y efecto del verbo atropellar, se vincula con tropel, que es una gran cantidad de cosas, personas y animales que se mueven en forma aplastante, desordenada y rápida. Sin embargo, en el sentido actual del término, una sola persona, animal o cosa, puede atropellar a otro u otros.

Puede estar referido a la acción de embestir a otro ser vivo, persona o animal, lo que puede hacerse de forma accidental, culposa o dolosa, pudiendo o no, provocarle lesiones o a muerte, por ejemplo: “Si atropello a una persona o a un animal con mi vehículo, creo que no podría volver a conducir, aunque no los lastime demasiado; de solo pensar que podría haberlos matado, me impediría tomar de nuevo ese riesgo”, “El perro fue atropellado por un camión, y, milagrosamente solo se rompió una patita”, “Atropelló a su amante, con el claro deseo de matarlo”, “Un hombre venía corriendo, escapando de la policía, y me atropelló, tumbándome”, “Una jauría atropello al peatón desprevenido y luego lo atacó” o “Fui atropellado por un conductor que se quedó sin frenos, y pasé tres meses en el hospital”. Cuando son las fuerzas de la naturaleza o una acción humana involuntaria, se trata de un accidente y no habrá responsabilidad penal; pero si se produce por negligencia o con intencionalidad, tendrá el castigo previsto por las leyes penales; con mayor graduación si ha sido con premeditación.

En sentido figurado, se habla de atropello, cuando se han cometido abusos contra alguien, perjudicando su buen nombre, su dignidad u otros derechos fundamentales. Los sujetos pasivos y activos de la acción, pueden ser personas físicas o jurídicas. Cuando alguien siente que sus derechos han sido objeto de atropello, o sea, que se los ha vulnerado, puede recurrir a la justicia, a efectos de obtener la reparación del daño, o realizar marchas de protesta; o huelgas, en el caso de tratarse de trabajadores, etcétera. Lo que no puede hacerse es justicia por propia cuenta. Por ejemplo: “Han atropellado la imagen de mi empresa, divulgando por la prensa información falsa, así que exigiré que se retracten o les haré un juicio por calumnias e injurias”, “Echarme de mi empleo, sin razón, y sin indemnizarme es un atropello a mis derechos como trabajador, recurriré a un abogado y los llevaré ante un tribunal”, “El golpe de Estado es un atropello a la democracia, así que los ciudadanos, no lo permitiremos nunca más”, “Los trabajadores están de huelga pues consideran que no haberles aumentado sus salarios es un atropello a sus derechos laborales” o “Las mujeres han sufrido atropellos por parte de la sociedad patriarcal, durante muchos siglos, y ahora es tiempo de reivindicaciones”.