Concepto de desmán

Desmán es un término homófono, ya que según su origen etimológico puede tener diversos significados:

De “des” referido este prefijo a quitar; y mandar que indica una acción de autoridad, un desmán es una acción verbal o física para rebelarse contra un poder: “Se han producido desmanes durante la asunción del nuevo gobierno como señal de protesta de grupos opositores” o “Los desmanes del ciudadano se tradujeron en insultos contra el policía que intentaba cobrarle una multa por una falta de tránsito”.

Del mismo prefijo privativo “des” y el latín “manus” en este caso referido a manada, es también la acción o acciones dirigidas contra otro u otros como desprecio u ofensa: “Ha sido un gran desmán de tu parte devolverme el presente que te envié” o “Se han producido desmanes durante el partido de fútbol”.

Los desmanes incluyen abusos, atropellos, trifulcas y arbitrariedades, que perturban la armonía social y en general requieren la presencia policial para restaurar el orden. Pueden tener por causas el enojo o la rebeldía ante situaciones que se consideran injustas, o basarse en intereses egoístas como cuando se aprovechan ciertos hechos donde la gente está distraída para saquear o destruir: “Durante la marcha pacífica de los trabajadores algunos infiltrados inadaptados aprovecharon para hacer desmanes, como robar en un supermercado y romper sus instalaciones”

Puede ser también empleado como sinónimo de desgracia: “Fue un desmán que naufragara el barco y en el suceso se ahogaran quince personas”.

En Zoología y procedente del sueco “desman-ratta”, desmán es un pequeño mamífero de larga cola que mora al borde los ríos, cuyo nombre científico es Desmana moschata. Es acuático e insectívoro y además de conocérselo como desmán, suele denominárselo ratón almizclero.