Concepto de butano

El butano es un hidrocarburo saturado y gaseoso, a temperatura superior a un grado centígrado, llamado así, porque el butano y otros compuestos poseen una cadena de cuatro carbonos cuya estructura resulta paralela al ácido butírico, que recibió este nombre en 1826, por parte de Michel Eugène Chevreul, por comprobar que se formaba a partir de la mantequilla rancia, pues en griego “boútyron”, y en latín, “butyrum”, significa mantequilla.

El butano, que se integra, además, de por sus cuatro átomos de carbono, por diez de hidrógeno, se encuentra en el gas natural y en el petróleo. Su fórmula química es C4H10. Es incoloro, inodoro (se le agrega un aromatizante para que pueda detectarse en caso de fuga) e inflamable, y su uso fundamental es como combustible doméstico, comercializándose como gas licuado, que se obtiene de la destilación del petróleo, integrado por butano normal, en un 60 %, por isobutano, en un 30 %, por propano en un 9 % y por etano en 1 %. Es una fuente energética no renovable. Se vende almacenado en bombonas y sirve en el uso doméstico para ser instalado en cocinas, calentadores y calderas. Como desventaja, se congela a 0º C y es muy inflamable.

El gas natural que se comercializa se integra especialmente de metano (el hidrocarburo más sencillo, que se forma en terrenos pantanosos) pero, contiene, en pequeñas proporciones, butano, así como también, etano, propano, y algo de nitrógeno. Muchos prefieren el uso de gas natural en lugar de las bombonas de butano, si la red de gas natural llega a su domicilio, ya que el butano necesita de transporte y reparto, y es más contaminante que el gas natural.

Inhalar butano es nocivo para la salud, dependiendo de la cantidad que ingrese al organismo, causando somnolencia, euforia, mareos, problemas cardiológicos y de presión sanguínea, y hasta, en casos extremos, muerte por asfixia.

Otro uso del butano es para fabricar etileno, empleado fundamentalmente para producir polietileno, y butadieno, que sirve para producir caucho sintético.

Como combustible para automotores representa una ventajosa alternativa de la gasolina, siendo más barato y menos contaminante.

Un isómero de este gas, el isobutano o metilpropano, también suele llamarse butano, con uso en la industria petroquímica, por ejemplo, como refrigerante.

Buscar otro concepto