Concepto de cianosis

La palabra cianosis, nos llegó desde el griego “kyanosis”, de “kyanos”, en el sentido de “esmalte azul” más el sufijo “osis”, que se usa para designar un proceso. Con cianosis se designa una enfermedad, ya descripta por Hipócrates en el siglo V antes de nuestra era, caracterizada porque la coloración de la piel o las mucosas se torna azulada.

La cantidad de oxígeno que se halla disponible en la sangre se denomina saturación del oxígeno. El oxígeno se une a los glóbulos rojos, al bombear el corazón la sangre. Para que las células orgánicas reciban el oxígeno suficiente, la saturación debe ser la adecuada. Cuando la hemoglobina llega a los tejidos, libera el oxígeno y la sangre oscura es transportada por las venas, la que va a los pulmones donde se recarga de oxígeno, vuelve al corazón y de allí es transportada por las arterias.

La causa de la cianosis es la concentración de hemoglobina carente de oxigenación en los vasos sanguíneos igual o mayor a 5g/dl en áreas cercanas a la superficie de la piel, o por la presencia de hemoglobina patológica. Los tejidos, habitualmente contienen sangre oxigenada, que al ser de color rojo brillante le dan a la piel su color rosado; pero, al contenerla desoxigenada y oscura, hace que la piel y las mucosas se vean oscuras. No es frecuente que las personas anémicas tengan cianosis.

Hay dos clases de cianosis: una central, ocasionada por un mal funcionamiento pulmonar o cardiaco, o tipos anormales de hemoglobina, que muestra una coloración azul en la piel, en los labios y en la lengua, siendo algunas patologías que la causan, la sobredosis de heroína, la hipoxia cerebral, la hemorragia intracraneal, convulsiones febriles en niños pequeños, embolia pulmonar, broncoespasmo, EPOC, insuficiencia cardiaca, problemas cardiacos congénitos (como la Tetralogía de Fallot, el síndrome del corazón izquierdo hipoplásico o la atresia tricúspide o pulmonar) infarto del miocardio y policitemia. La piel en general se muestra caliente; y otra periférica, que afecta las extremidades, por ejemplo, los dedos y uñas, de manos y pies, orejas y nariz, provocado por una trombosis arterial, vasoconstricción, flebitis, hipotermia, ateroesclerosis o insuficiencia cardiaca grave. La piel por lo general se presenta fría. La cianosis, puede acompañarse con otros síntomas, como la dificultad para respirar.

Esta forma de cianosis, conocida como verdadera, puede diagnosticarse, al presionar la piel, y ver que el tono azulado desaparece. En la pseudosianosis, muy rara de ver, ocasionada por algunos fármacos y metales pesados, no desaparece el color azulado al presionar la piel.

Buscar otro concepto