?>

Concepto de cirugía

La palabra cirugía procede del término griego “jeirourgeia” que se integra del sustantivo “jeir” en el sentido de “mano” y por “ergon” que se traduce como “trabajo”. Literalmente entonces, de acuerdo a su etimología, cirugía significa “trabajo manual” y el que lo realiza recibe la denominación de cirujano.

La cirugía es una especialidad médica que existe desde antiguo, pero solo desde la modernidad es practicada de forma menos riesgosa y con paliativos para el dolor. Antiguamente sólo se recurría a la cirugía, que es la manipulación de los órganos internos del cuerpo con fines diagnósticos o curativos, en casos extremos, ya que al hacerse sin anestesia y en condiciones de asepsia criticables, era un procedimiento muy doloroso y peligroso. Se encargaban de la cirugía, auxiliares médicos. Su desarrollo comenzó en la Edad Media, especialmente en el mundo árabe. En Europa desde fines de la Edad Media fue una especialización que requirió profundización de estudios, creándose en el siglo XIII en Bolonia una escuela de cirugía. El siglo XVI, muestra enormes avances en cirugía, tanto a nivel de especializaciones universitarias, como de instrumental quirúrgico, llegando a su apogeo en el siglo XVIII. En este período se destacó el médico escocés, John Hunter, que fue cirujano militar entre 1760 y 1763, siendo cuatro años más tarde el cirujano del soberano inglés, Jorge III. A pesar de todo, los grandes avances fueron a fines del siglo XIX con el empleo de la asepsia y de la anestesia. El siglo XX dio un paso más adelante al descubrirse los antibióticos.

Otros nombres con los que se conoce la cirugía, son operación o intervención quirúrgica, y puede ser menor, cuando no implica riesgos o éstos son mínimos, y se hace con anestesia local; o mayor, si realiza en un quirófano con anestesia total. Una moderna técnica quirúrgica que reduce los riesgos y el tiempo destinado a la recuperación del paciente es la laparoscopía. Entre los diversos órganos que pueden ser objeto de cirugía podemos mencionar, el apéndice, los riñones, el corazón, los intestinos, el hígado, etcétera. También en el campo de la oftalmología, la otorrinolaringología, la traumatología y la odontología se practican cirugías. No siempre se recurre a cirugías para aliviar dolencias o curar enfermedades, ya que también pueden hacerse con fines estéticos.