Concepto de rinoplastia

Rinoplastia es un término usado en medicina que está integrado por los siguientes términos griegos ρινός (rhinos) que se traduce como “nariz”, y πλασσειν (plassein) en el sentido de modelar o formar.

La rinoplastia es una cirugía de nariz que, si bien puede hacerse por motivos funcionales, por desviación del tabique que impide una buena respiración, en cuyo caso se habla de septoplastia; en general se realiza por causas estéticas, cuando la persona no se siente cómoda por tener una nariz muy larga, muy ancha, desproporcionada, o con forma que no es estéticamente agradable, o se presenta sobrehueso. En una misma intervención quirúrgica pueden resolverse conjuntamente los problemas funcionales y los estéticos.

Esta falta de armonía puede deberse a causas genéticas (en la familia tienen narices similares) o malformaciones congénitas, o haber sufrido algún accidente.

Quien recurre a una rinoplastia ve afectada su vida social y su autoestima personal a causa de no sentirse cómodo con su nariz. Si bien la cirugía de resultar satisfactoria le devolverá la confianza y la seguridad pretendida, también se debe tener en cuenta que al mirarse al espejo su rostro ya no será el mismo de antes, lo que, si no es el soñado, puede despertar otros sentimientos no tan satisfactorios, como angustia. Un problema es que, aunque esté contento/a con su nueva nariz, deberá enfrentarse a las miradas y reacciones de personas que los conocieron antes, y que se sorprendan con el nuevo rostro, y tal vez algunos no los reconozcan. Otro aspecto a tener en cuenta es que muchas veces una nariz con rinoplastia no queda tan natural como desearíamos, por eso debe elegirse un cirujano hábil y con mucha experiencia.

La rinoplastia puede ser cerrada, accediendo a la zona que se quiere modificar a través de las fosas nasales; o abierta, haciendo un corte en el medio de la nariz, dejando esta última una pequeña cicatriz. Si la primera operación no resulta totalmente efectiva, se realiza una rinoplastia secundaria.
Antes de la cirugía se deberá hacer exámenes pre quirúrgicos y se opera con anestesia local o general, según los casos. Se necesita un ayuno de al menos ocho horas antes de la intervención. Al finalizar se ponen tapones en las fosas nasales acondicionados para posibilitar la respiración. En el dorso y en la punta de la nariz se coloca una férula y un vendaje.

El paciente puede volver a su domicilio luego de una 4 o 5 horas luego de la operación, debiendo guardar cuidados mínimos, como no acostarse totalmente, beber líquido suficiente y tomar medicinas. A la semana debería estar totalmente repuesto. Puede haber algunas complicaciones como infecciones o sangrados.