Concepto de conferir

La palabra conferir se originó en el vocablo latino “conferre”, integrado por el prefijo de unión “con”, más el verbo “ferre” que puede traducirse como “llevar”. Conferir es un verbo transitivo, irregular, de tercera conjugación, sinónimo de atribuir, conceder, otorgar o adjudicar algo a alguien o a algo. Si se trata de un sujeto lo que se le confiere puede ser una cualidad, un cargo, un premio, un permiso, una dignidad, un honor, etcétera. Si es una cosa puede tratarse de una capacidad, cualidad, ingresos, valor, sentido o significado.

Ejemplos: “Me han conferido el alto honor de ser la madrina de la boda”, “le confirieron a Juan una nueva responsabilidad”, “Me avisaron que le confirieron a mi ciudad mayor relevancia entre las de la región”, “Le han conferido a esta máquina mayores funciones”, “las leyes confieren derechos y obligaciones a la ciudadanía en general”, “Conferir a una palabra un significado diferente al usual puede generar confusiones”, “La humildad con la que has realizado la noble acción le ha conferido mayor valor”, o “A la bandera nacional le han conferido el sentido de ser símbolo de la patria”.

Hasta ahora nos hemos referido a lo que se confiere por obra humana, pero la naturaleza también realiza concesiones, confiriendo dones y atributos, por ejemplo: “El hombre tiene la capacidad de razonar, siendo un don conferido por la naturaleza” o “La naturaleza confirió a cada especie un medio de defensa”.
En el Cristianismo, la iglesia posee el poder de conferir la gracia o el poder del orden para proseguir la obra de Cristo; por ejemplo, el obispo puede conferir las órdenes sagradas.

Puede usarse también como comunicación de órdenes para que se sean cumplidas y como el tratamiento o examen de un asunto por parte de varias personas.