Concepto de derretir

El verbo de tercera conjugación derretir tiene dos teorías sobre su etimología. La RAE nos explica que surgió de la combinación de dos verbos latinos: “deterere” en el sentido de desgastar, y “reterere”, que podría traducirse como deshacer. Por su parte, el filólogo español Joan Coromidas (1905-1997) dice que nació integrando el prefijo de disminución “de” y el verbo latino “reterere” exclusivamente.

Derretir es la acción que hace que un sólido por acción del calor pase al estado líquido al arribar a su punto de fusión (temperatura en que las fases sólida y líquida se equilibran). Al calentarse, el sólido traspasa a los átomos, su calor. Los átomos mientras van obteniendo más energía vibran con mayor velocidad.

Ejemplos: “Se me derritió el hielo por dejarlo fuera de la heladera demasiado rato”, “Debes derretir la mantequilla para hacer el pastel, puedes hacerlo sobre fuego, lo que será más rápido, o dejarla a temperatura ambiente lo que tardará más”.

Los plásticos pueden ser termoplásticos, que son generalmente polímetros que tienen mucho peso molecular, que son los que se derriten con el calor y se convierten en líquidos. Se los trabaja en ese estado con una máquina extrusora para luego moldearlo. Al enfriarse pasan al estado vítreo; o pueden ser termoestables, que luego de calentarse, fusionarse y solidificarse, son rígidos y ya no se derriten.

Los hielos continentales se derriten cada año con las estaciones cálidas como un proceso natural, pero la acción humana ha acrecentado este fenómeno al reducir la capa de ozono y provocar el calentamiento global. Que se derritan los glaciares está ocasionando graves consecuencias ambientales, disminuyendo las áreas habitables y aumentando el nivel de las aguas. En el Ártico y la Antártida ocasiona la suba del nivel de los mares con gran riesgo para los ecosistemas marinos.

En sentido figurado, se aplica el verbo a aquellas situaciones en que la persona siente que su estabilidad emocional tambalea, y el sujeto se torna vulnerable, por excesivo amor o apetencia hacia algo o alguien: “Me derrite ese joven cuando me mira con ternura”, “Me derrito por comer esa torta de chocolate” o “Me derriten tus besos”.