Concepto de empellón

La palabra empellón, es la acción y efecto de empellar, procedente del latín “impellere”, en el sentido de empujar, más el sufijo aumentativo “on”. Un empellón es un empujón fuerte, dado con el cuerpo, que puede recaer en otra persona, animal o cosa, dado con diversos fines. aunque puede ser accidental, en su mayoría son intencionales, para expresar furia.

Si bien los empujones pueden tener connotaciones negativas, pero también positivas, como cuando se empuja a alguien para salir adelante de una situación difícil, o a una máquina para que arranque; lo empellones en general al ser más violentos y bruscos, son negativos y se utilizan en contextos agresivos, por ejemplo: “Entró un ladrón a mi casa, pero mi padre, valientemente, lo sacó a empellones”, “Me abrí paso a empellones entre la avalancha de gente y recibí varios insultos por mi proceder” o “La apartó de un empellón, para mostrarle su desagrado ante la propuesta ilegal de cometer un hurto”.

En sentido figurado, también puede usarse cuando las dificultades de la vida nos atropellan, llevándonos por delante: “Soporté estoicamente hasta hoy los empellones de la vida, pero ya no aguanto más tanto dolor”, “Las culturas aborígenes se resisten a los empellones del progreso que trata de invadirlos” o “He construido mi destino a empellones, luchando contra viento y marea, para hacerme lugar en esta competitiva sociedad”.

Los animales dan muchas veces empellones para defenderse o atacar, llamados embestidas, como el caso de los toros o los rinocerontes. Las corridas de toros se basan en provocar al animal para que embista, y en esos empellones, matarlo, en lucha totalmente desigual.