Concepto de hollín

La palabra hollín fue tomada por el español, del latín “fulliginis”. Es un sustantivo con el que se designa a un polvillo de color oscuro, a la manera de una ceniza negruzca, que se produce por la combustión incompleta de hidrocarburos, como el carbón, el papel, los plásticos, el aceite o la madera, y que ensucia, en muchos casos, engrasando.

En general son partículas pulverizadas de carbono impuro o negro, amorfo, muy combustible, con reflejos brillantes, lo que resulta un contaminante ambiental que circula por el aire, que contribuye al calentamiento global, al absorber el carbono negro, el calor solar; y es muy nocivo para los pulmones y el corazón, pudiendo tener efectos carcinógenos.

Es frecuente ver hollín en las paredes de las chimeneas de leña, y de su limpieza se ocupan los deshollinadores, que están muy expuestos a sufrir graves enfermedades profesionales, en la piel y pulmones. También advertimos la presencia de hollín en las calderas de las industrias, en las plantas energéticas, en los caños de escape de los vehículos a motor diésel, en el uso de parrillas a carbón, en las refinerías petroleras, en los incineradores de residuos y como consecuencia de incendios forestales.

Existen actualmente modos de controlar la emisión de hollín con filtros, y limpieza adecuada.
Ejemplos: “Mi vecino hizo asado en su patio, en una parrilla con carbón, y dejó los vidrios de mis ventanas con una espesa capa de hollín” o “Se quemó basura en la calle y las veredas están llenas de hollín el que también se ve en el aire, y hace que cueste respirar”.

El negro de hollín o negro de humo es un pigmento utilizado desde la Prehistoria, con fines de pintura artística, y luego para escribir con tinta china. Se lo fabrica a partir der la combustión incompleta de brea, aceites, maderas resinosas, hulla, grasas, gas o vegetales. Se hace la quema con poco aire, para que el carbono contenido en las sustancias sometidas a la acción del fuego, no se oxide. Se logra que salga un humo negro, el hollín, que se adhiere a una superficie fría, que en general, es de metal.