Concepto de lluvia ácida

Lluvia es un sustantivo derivado del latín “plovia” que alude a las gotas que se precipitan desde las nubes a la tierra, originadas por la condensación del agua; y ácida es un adjetivo procedente del latín “acidus” que se refiere a lo agrio, que en Química se aplica a una disolución acuosa, excedida de iones de hidrógeno.

La lluvia ácida es una lluvia o precipitación acuosa, en estado líquido, o como nieve o niebla, con contenido de ácidos; donde emisiones contaminantes, cargadas de dióxido y trióxido de azufre y óxido de nitrógeno, se suman a las gotas que se forman por la humedad, y generan especialmente, ácidos sulfúrico, sulfuroso y nítrico. Los ácidos proceden en pequeña cantidad de la descomposición de los vegetales y de las erupciones volcánicas, pero por sobre todo, de las actividades industriales (en especial la industria metalúrgica) centrales eléctricas, calderas domésticas usadas para calefacción, y todo aquello que funcione quemando carbón o derivados del petróleo, que emite dióxido de azufre (SO2) como los motores de los vehículos, de motor diésel que no usan catalizadores, como sí los tienen los de gasolina.

Además de la contaminación de las aguas, con la consiguiente mortalidad de peces y el efecto nocivo sobre a vegetación y la acidificación de suelos, la lluvia ácida corroe las edificaciones. Para las personas, pueden verse afectadas sus vías respiratorias.

Se recomienda para evitar los efectos de la lluvia ácida, minimizar el azufre de los combustibles, utilizar métodos para controlar la emisión de óxidos de azufre y nitrógeno por parte de las industrias, y utilizar gas natural. Algunos proponen impulsar el uso de vehículos eléctricos, pero las centrales eléctricas también emiten contaminantes. Es importante reducir al mínimo la utilización de combustibles fósiles. Andar en bicicleta y caminar, además de ser excelentes y saludables ejercicios, cuidan el medio ambiente. Si no hay más remedio que desplazarse en vehículo, lo ideal es hacerlo en transporte público o agruparse varias personas, y viajar en un mismo automóvil, si van al mismo destino.