Concepto de obstetricia

En la palabra latina «obstetricïs» es donde se encuentra el origen del concepto actual de obstetricia. Un término utilizado en el campo de la medicina para definir a aquella rama que se encarga del estado de la mujer en todo su periodo fértil, cuidando su salud sexual, y si queda embarazada, la acompaña durante la gestación, el parto y la conocida como “cuarentena”.

Los profesionales sanitarios dedicados a esta mencionada etapa, los obstetras o matrones, que requieren una formación previa, estarán pendientes de la fémina no sólo en lo que se refiere a su estado corporal sino también a otros aspectos, como los de tipo psicológico y social, pues un embarazo y una maternidad suponen muchos cambios en la vida de aquella. Puede ser una carrera independiente, donde se le otorga a la mujer que termina los estudios, el título de partera u obstetra (en la actualidad, los hombres están logrando paulatinamente poder realizar los estudios de parteros, que antes les estaban vedados) o en algunos países, una especialidad médica (médico obstetra, el que suele ser asistido por la partera). Las mujeres que acompañan a las embarazadas en todo el proceso gestacional, trabajo de parto y alumbramiento sin tener título profesional, se denominan doulas.

Esa atención que mencionamos se realiza en diversas fases siendo fundamental la de tipo prenatal pues es la que se lleva a cabo para vigilar los posibles trastornos que se pudieran originar durante el periodo de gestación. Para ello se requiere realizar a la embarazada frecuentes controles con el objetivo de vigilar que no se produzca la aparición de diabetes gestacional, infecciones o la posición anormal del feto, y si esto ocurre tomar las medidas pertinentes.

Un problema que puede presentarse, es la preeclampsia, que es la hipertensión arterial y signos de daño hepàtico o renal, lo que puede suceder, en general, luego de las veinte semanas embarazo, aunque en casos poco comunes puede acontecer luego del parto, y hasta los dos días posteriores al mismo.

En cuanto a lo que se refiere al parto, éste puede ser inducido, estimulando al útero para que se contraiga e inicie el proceso que dará lugar al lumbramiento, por recomendación del obstetra cuando advierte ciertos riesgos, por ejemplo por infección uterina o por retraso en la fecha probable de parto, o bien llevarse a cabo de manera natural que es lo que se llamaría pacto eutócico. El parto por cesárea, se efectúa cuando existe agún riesgo de que el bebé nazca por vía vaginal. En ese caso, se le practica a la madre una incisión en en bajo vientre.

Buscar otro concepto