Concepto de parto

La palabra parto etimológicamente proveniente del latín “partus”, a su vez del verbo "parere", y significa dar a luz. El parto designa tanto al acto de parir, como al fruto de ese nacimiento, que ocurre en los animales vivíparos, entre ellos el hombre. Puede producirse luego del período de gestación, con lo cual se denomina parto a término, o antes del mismo, conocido como parto prematuro, que es el que se produce antes de la semana 37, con riesgo para el nuevo ser vivo, especialmente si se produce antes de la semana 32. Los prematuros son muy pequeños, tienen una baja temperatura corporal, falta de reflejos con lo cual se les dificulta alimentarse al no poder succionar, problemas para respirar, entre otros, lo que se intenta solucionar colocándolos en incubadora, que replica lo mejor posible, las condiciones de la vida intrauterina.

El parto que se produce sin intervención humana se denomina parto natural, llamándose trabajo de parto a aquel período que comienza con las contracciones regulares y termina cuando una o más criaturas (en este último caso se habla de parto múltiple) salen al exterior, desde el útero por el canal de parto, siendo expulsado por la vagina; y cesárea cuando ocurre por intervención quirúrgica, consistente en una incisión abdominal, por donde se extrae el nuevo ser vivo.

El profesional médico que atiende el parto se denomina médico obstetra, palabra latina proveniente de “obstare” cuyo significado es “estar en espera”, contando en general con la asistencia de la partera, profesional de salud independiente, que trabaja también en esta etapa del alumbramiento cuando se trata de partos normales, y en la etapa inmediatamente posterior al mismo.

En la antigüedad los partos por cesárea solo ocurrían en caso de muerte de la madre, siendo a principios del siglo XVII la primera cesárea practicada a una mujer viva. En la actualidad hay denuncias de abusos en las prácticas de cesáreas; pues se las practica aunque la mujer pueda, sin riesgos, dar a luz a su bebé de modo natural, evitando las consecuencias de realizar una intervención quirúrgica. la OMS aconseja hacer cesáreas solo en caso de necesidad.

Con el siglo XXI, comenzó a bregarse por el derecho de la mujer a un parto respetado o humanizado, garantizado legalmente en muchos países del mundo, respetando los deseos de la madre, acompañándola con respeto en el proceso e informándola para que tome decisiones más seguras, teniendo a la madre y a su hijo como protgonistas, pudiendo decidir por ejemplo, si quiere o no, que le induzcan el parto o que le rompan artificialmente la bolsa, pudiendo elegir quien la acompañe durante el parto, entre otras muchas decisiones.

En el Cine, "Todo un parto" es como se conoce en Hispanoamérica a la película cómica estadounidense "Due Date", estrenada en el año 2010, bajo la dirección de Todd Phillips y guion de Alan R. Cohen y Alan Freedland. Trata del vuelo accidentado de un hombre de profesión arquitecto, a punto de ser padre, que se dirige a acompañar a su mujer en el parto, desde Atlanta a Los Ángeles.

Por extensión se denomina parto a cualquier producción humana, sobre todo si se ha conseguido con esfuerzo: "Conseguir mi título universitario fue un parto, elegí una carrera muy difícil y tuve que trabajar simultáneamente para costearme los gastos".

Del verbo partir, del latín "partiri", parto alude a la acción de dividir, por ejemplo: "Yo parto la manzana en trozos" o "Parto este pastel en dos mitades". Puede referirse también a abrir algo: "Parto este mineral para ver como es en su interior". Puede ser también sinónimo de inicio o punto de partida: "Parto mañama rumbo a Europa" o "Parto de la base que hay buena predisposición para negociar, y por eso realizo esta propuesta razonable".

También designa la lengua, ya extinta, hablada en el antiguo Imperio Parto o Arsácida, etimológicamente del latín “parthi”, ubicado al noreste de Irán, zona conocida como Partia, conociéndose a sus habitantes con el nombre de partos. El fundador del Imperio fue Arsaces I, que conquistó esas tierras en el siglo III antes de nuestra era. Los partos tomaron la influencia griega en sus inicios, pero luego adopatron las costumbres iraníes. La religión predominante era el zoroastrismo. En el siglo I antes de Cristo el Imperio Parto tuvo su época de mayor gloria, lo que consiguieron gracias al control de las rutas terrestres, usadas para el comercio entre Asia y el Mediterráneo, comerciando sobre todo seda y tejidos. En esta época, los partos se convirtieron en un temible y poderoso enemigo del naciente y pretensioso Imperio Romano, disputándose las regiones de Siria, Mesopotamia y Armenia, durante tres siglos, que finalizó con la victoria romana en el siglo II. En el año 224 los partos, que todavía contaban con alguns tierras en a meseta irania, fueron debilitados a causa de una guerra civil, siendo vencidos por los persas.

Buscar otro concepto