Concepto de neonato

La palabra neonato, es compuesta, y se integra de dos partes de diferente origen. “Neo” proviene del latín y significa nuevo, mientras que «nato» es latino, originado en “naus” que quiere decir nacido, usado el vocablo para referirse al ser humano recién nacido, y hasta el mes de vida. Designa entonces, a la vida nueva, que requiere muchos cuidados y controles médicos continuos a efectos de diagnosticar tempranamente defectos congénitos o problemas originados en el parto, así como también lograr la adaptación eficaz del nuevo integrante de la comunidad a la vida extra uterina.

El parto puede ocurrir en forma natural o por cesárea, siendo los 9 meses (40 semanas) el lapso normal del embarazo, pudiendo registrarse algo después (lo que requiere controles de monitoreo para evaluar si existe sufrimiento fetal, y en ese caso provocar el parto) o nacer antes de término, con algunos riesgos, dependiendo del tiempo en que se adelantó. Se considera nacimiento prematuro al que ocurre antes de las 37 semanas de la concepción. En este caso, los centros de salud cuentan con salas especiales para el cuidado intensivo neonatal, durante las 24 horas, con incubadoras, hasta que el recién nacido pueda alcanzar el peso adecuado. También requieren este monitoreo especial los bebés que presentan problemas para respirar, ictericia, etcétera. Se complementan los cuidados con oximetría de pulso, control de la tensión arterial, sensor de temperatura, etcétera.

El peso normal al nacer varía entre los 2,300 y los 4 kilos, siendo en general las niñas un poco más pequeñas. Al nacer se le efectúan una serie de pruebas para detectar cualquier anormalidad, como por ejemplo, el test de Apgar, que hace una valoración de la viabilidad del niño a minutos de nacer, controlando su frecuencia cardiaca, su ritmo respiratorio, el color de su piel y sus reflejos. El test de Ballard, se efectúa para determinar la edad gestacional.

En esta etapa es muy importante el contacto directo con su madre, quien es muy recomendable que lo amamante a efectos de lograr que obtenga la mejor alimentación, y le brinde el amor que le proporcionará a la vez, apoyo y seguridad.

Se desprenderá el cordón umbilical, aproximadamente a la semana de nacido, y hasta ese momento, aún el neonato sano, requerirá una serie de cuidados para evitar infecciones, los que reciben el nombre de cuidados neonatales, pues el pequeño está expuesto a virus y bacterias. Deberá comenzarse con el calendario de vacunación, para prevenir enfermedades graves futuras.

Buscar otro concepto