Concepto de tornado

El tornado es un evento de tipo metereológico que se suele emplear como sinónimo de la palabra huracán, aunque en sentido estricto, si bien ambos son destructivos e intensos y pueden presentarse conjuntamente, el tornado tiene una duración temporal más corta, ya que suele durar no más de veinte minutos, mientras el huracán puede persistir por días. Otra diferencia es su área de influencia, ya que el tornado abarca unos 300 kilómetros y los huracanes hasta 2000 kilómetros de diámetro, pero las ráfagas de viento, de estos últimos, tienen menor velocidad.

En concreto con aquel término lo que viene es a definirse a todo viento que hace acto de presencia en forma de torbellino repentino y difícil de pronosticar. Se caracteriza por dos hechos fundamentales: su parte superior está en contacto con nubes de gran desarrollo vertical y la inferior con la superficie de la Tierra.

Este fenómeno atmosférico, considerado el más intenso y violento de cuantos se conocen, puede presentar diversas formas y tamaños, no obstante, quizás la apariencia que adopta más frecuentemente, es la de embudo.

Entre 65 Km/h y 500 km/ h puede llegar a alcanzar un tornado, Sus dimensiones y velocidades, desde luego dejan patente la impactante y sorprendente imagen y apariencia que tiene este citado hecho natural.

Como decíamos anteriormente, varios son los tipos de tornados que pueden tener lugar y entre ellos destacan de modo especial las llamadas trombas terrestres, las trombas marinas que se forman sobre cuerpos de agua y los tornados de vórtices múltiples. Se conoce como vórtice a un flujo turbulento o laminar, que rota en torno a un eje con trayectorias de corriente circulares cerradas o también, en otros casos, helicoidales abiertas. En el tornado de vórtices múltiples, son varios los vórtices que giran alrededor y por dentro del vórtice principal, siendo partes del mismo.

Asimismo es necesario recalcar que cuando se produce uno de los mencionados tornados, que es frecuente que esté rodeado por nubes de polvo y desechos, también se pueden producir a la par, tormentas, ya sean de tipo eléctrico o tropical, fenómenos todos ellos que originan un auténtico caos, asustan y además llaman la atención pues un tornado arrastra consigo todo lo que encuentra a su paso, desde vehículos a casas enteras. La fuerza de los tornados se clasifican de acuerdo a escalas, siendo la escala Fujita-Pearson la que mide los daños que causan. La escala Fujita mejorada, es una versión más actualizada. La categoría de tornado más débil es la de F0 o EF0, que es capaz de voltear árboles, mientras que la más fuerte es la F5 o EF5, que afecta estructuras edilicias.

Los cazadores de tormentas detectan los tornados por su apariencia, aunque más científicamente se usan los radares de impulsos Doppler.

Buscar otro concepto