Concepto de pompa

La palabra pompa procede del griego πομπή (léase pompḗ) en el sentido de procesión, escolta o cortejo, pasando al latín como pompa, con el mismo significado, y del latín al español.

Se trata de un acompañamiento solemne y lujoso, que a modo de cortejo sigue o acompaña a un objeto o sujeto al que se le brinda homenaje ya sea por un motivo alegre o triste. Lo más común es que utilice para hablar de las honras funerarias, que se hacen para rendir tributo a la memoria del fallecido. La muerte siempre ha sido motivo de congoja por la pérdida del ser querido, e incertidumbre por el destino de su alma, por lo que cada cultura organizó rituales y ceremonias para acompañarlo hacia su última morada. En torno a estos actos de homenaje a los muertos se han montado empresas destinadas justamente a brindar servicios de sepelios y pompas fúnebres, facilitando lugares especiales para velar a los muertos, recibir las visitas de pésame, brindar coches especiales para conducir al muerto y sus familiares hasta el cementerio, etc.

Por extensión, se aplica a todo aquello en lo que se despliega gran ostentosidad, con derroche de opulencia y esplendor. Por ejemplo: “Con gran pompa se recibió al mandatario extranjero en demostración del buen vínculo que une a ambos países”, “Fue un agasajo muy pomposo el que recibió mi padre al jubilarse de la empresa, se sirvieron los platos y bebidas más exquisitos se ve que lo aprecian mucho” o “La casa está decorada con gran pompa, pues es una familia de mucho dinero”.

Por otro lado, procedente de bomba, se aplica a las burbujas que se forman con la mezcla de agua, y jabón o detergente, siendo estas últimas dos sustancias las que actúan como tensoactivos, disminuyendo la tensión superficial del agua; y, como resultado aparecen esferas huecas, con una capa muy fina de líquido que las envuelve. Tardan pocos segundos en romperse. Pueden usarse varios utensilios para fabricar pompas, y lograr que se diseminen por el aire. En general son aros que se introducen en la mezcla jabonosa y luego se soplan, para alegría y divertimento de los niños. Actualmente hay máquinas que fabrican a gran escala pompas de jabón, las que se usan para amenizar fiestas o en espectáculos artísticos.

El compositor inglés, Edward William Elgar (1857-1934) escribió una serie de cinco marchas para orquestas denominadas Pompa y circunstancia, Opus 39, con estreno en la ciudad de Londres en al año 1901, siendo la marcha número 1, la más conocida. Se usó en 1902 para la coronación de Eduardo VII. En Estados Unidos es usada para los actos de graduación académica y se la llama “Himno de Graduación”. en América Latina es comúnmente empleada en festejos de niñas de 15 años.