Concepto de aldea global

Significado de la expresión

Una aldea es un núcleo población de tamaño reducido, siendo menor que un pueblo; y global, hace referencia al mundo en su totalidad. Esta unión de dos términos tan opuestos entre sí, ya que aldea nos da la idea de algo pequeño, y global, de algo general y universal, forman una expresión que tiene el sentido de indicar, que a pesar de que nuestro planeta es enorme, los avances tecnológicos y de los medios de comunicación, han hecho que se borren en gran medida las diferencias culturales, y que el progreso llegue a todas partes al igual que la información. A la manera de una aldea, donde la gente vive en comunidad, compartiendo experiencias de vida, el mundo gigantesco, también puede estar intercomunicado.

Origen del término

El primero en usar esta expresión fue el profesor de literatura canadiense Marshall McLuhan (1911-1980) padre de los estudios sobre medios de comunicación. Su frase “el medio es el mensaje” describe su opinión sobre la relevancia de los medios. Varias veces se refirió en sus obras a la “aldea global” para hacer alusión al fenómeno de la función de la comunicación por medios electrónicos (en ese entonces, la prensa escrita; pero en especial, la radio, la televisión, el cine y los avances informáticos, que otorgan inmediatez, y brindan imágenes audiovisuales) en la interconexión social a escala global. La televisión satelital e Internet, han reforzado aún más el concepto de aldea global.

Uso actual

La frase en la actualidad es usada en varios sentidos, además del de su original: alude a comportamientos generalizados en sociedades distantes y con diferentes culturas, por ejemplo, en la vestimenta, en gustos musicales, en series televisivas, video juegos, juguetes o en hábitos de consumo, como el caso de las comidas rápidas.
También se aplica a la interdependencia entre los distintos Estados a nivel mundial, no solo económica sino también política, ya que decisiones sobre cambios legislativos pueden repercutir en otros países, que imitan los cambios, especialmente si provienen de países hegemónicos.

Consecuencias de la aldea global

Como aspectos positivos, podemos señalar la agilidad de las comunicaciones, que contribuyen a forjar lazos entre personas y grupos, ubicados en lugares distantes, y tener acceso a la información de modo instantáneo.
Como negativo, si bien pareciera que la aldea global, crea vínculos comunitarios que hacen llegar los avances científicos y tecnológicos a todas las partes del planeta, lamentablemente la realidad nos muestra algo diferente, donde hay sectores de la población, o países enteros, excluidos del progreso.
Otra consecuencia (positiva o negativa, según se mire) es que paulatinamente se van borrando las diferencias culturales, nacidas de la historia de cada pueblo, para homogeneizarse.