Concepto de babilonio

Babilonio, es un gentilicio, que hace referencia al natural de Babilonia, denominación que probablemente se derive de la expresión acadia “bav-ilim” que puede traducirse como “Puerta de los dioses”. Babilonia era una prestigiosa ciudad de la antigua Mesopotamia asiática, de tierras fértiles, que podemos ubicar donde en la actualidad es la ciudad de Irak, pues allí fueron halladas sus ruinas, por parte del arqueólogo alemán Robert Koldewey, en 1899.

De Babilonia hay muchas citas en la Biblia, todas negativas, y fue fundada, sobre el río Eufrates, dos mil doscientos años antes de Cristo, siendo un lugar poblado por inmigrantes.

A la Mesopotamia, primero llegaron los sumerios, y luego, los acadios, sus vecinos semitas, hombres procedentes de Arabia, que aparentemente hicieron su ingreso de modo no violento, y erigieron a la ciudad de Babilonia, de formato rectangular y fuertemente amurallada, como su metrópoli. Los acadios adoptaron muchas costumbres de los sumerios, pero las fueron adaptando. Por ejemplo, su escritura jeroglífica, a cuneiforme. Una práctica diferencial entre acadios y sumerios, es que los primeros no se rapaban la cabeza como los segundos, y por eso, estos los llamaban, “cabezas negras”. También se dejaban crecer, la barba y el bigote. La mayoría de los sumerios se instaló en el delta, mientras que los acadios, más al norte.

Los amorritas y elamitas desplazaron a los acadios y sumerios. El rey amorrita más conocido fue Hammurabi (1810-1750 a. C) durante cuyo reinado, desde 1792 a. C, hasta su muerte, se unificó el país, se dictó una compilación de leyes, conocido como Código de Hammurabi, que estableció la Ley del talión, y se fundó el Imperio Babilónico, con capital en la ciudad de Babilonia.

Los babilonios tenían una cultura muy avanzada. Sus ciudades tenían importantes palacios y templos, predominando en sus construcciones las líneas rectas, con altas torres escalonadas, y las decoraciones exteriores con ladrillos vitrificados; y a ellos se les debe la invención del zodíaco y del calendario lunar. Eran hombres prácticos. Su idioma era el acadio, aunque para el culto empleaban la lengua sumeria, siendo también acadia y sumeria su sistema de escritura. Entre los dioses de su religión politeísta, se destacó Marduk, con poderes sobre toda la humanidad.

En el 1531 a. C. la ciudad de Babilonia fue destruida por el rey hitita Mursili II, procedente de Asia Menor, quien saqueó el santuario sumerio. Sin embargo, fueron los kasitas, del noroeste babilonio, quienes conquistaron el país, pero no a los asirios, quienes se convirtieron en los nuevos amos de Babilonia.

En el siglo VII a C. Babilonia tenía una extensión de 850 hectáreas, donde residían alrededor del medio millón de babilonios, y fueron aumentadas sus murallas, por Nabucodonosor II, fundador de un nuevo Imperio babilónico, quien mandó construir los famosos jardines colgantes de Babilonia, como ofrenda a su esposa Amytis.

En el siglo VI a. C, Los nuevos conquistadores de Babilonia, fueron los persas, considerándose Ciro, Rey de babilonia, y restaurador de la justicia por mandato de Marduk.

Buscar otro concepto