Concepto de billete

La palabra billete se originó en el vocablo latino “bulla” cuya primera acepción es la de “bola”. En una primera época las “bullas” o bolas se usaban como amuletos colgadas del cuello como protección. En la Edad Media, se llamaron “bullas” los sellos redondos que colocaban los Papas en sus documentos, por lo cual pasó a tener la significación de “sello”. Al tomar el vocablo el francés, lo convirtió en “billet” para nombrar primero a las esquelas y documentos, y luego al papel que se utiliza como medio cancelatorio legal de obligaciones dinerarias.

Un billete en la actualidad se refiere por un lado al papel que simbólicamente representa un valor económico y que usamos para comprar cosas, pagar servicios o poner fin a las deudas de dar sumas dinerarias, también conocido como papel moneda, para diferenciarlos de las monedas metálicas que fueron las primeras en aparecer y que aún existen pero actualmente solo usadas para complementar sumas grandes de dinero o para pagar sumas pequeñas ya que son más incómodas de transportar.

El uso del billete o papel moneda comenzó en China en el siglo VII siendo oficializado en el siglo IX. Fue llamado por ellos, dinero volante. Este billete fue conocido en Occidente merced a los viajes a China que realizó Marco Polo en el siglo XIII pero recién en el siglo XVII, en Suecia se imprimieron los primeros billetes europeos, como comprobantes de depósito de metales preciosos. En el siglo XVIII toda Europa lo utilizó como medio de pago.

Ejemplos de uso: “Tengo pocos billetes grandes para poder pagar tantos gastos, deberé moderar mi consumo”, “Aposté un billete de cien dólares a que mi caballo favorito ganaba la carrera” o “Tengo muchos billetes pero poco dinero, ya que la mayoría son de cambio y representan poco dinero”,

Por otro lado, un billete es cualquier documento que acredita que tenemos algún derecho para ocupar un lugar o tomar participación en un evento, apuesta o sorteo: “Conseguí un billete para poder presenciar el espectáculo circense”, “Tengo un billete de lotería, ojala pueda ganar con mi número en el sorteo” o “Adquirí un billete para poder viajar a visitar a mis padres”.

También puede llamarse billete a una carta de poca extensión y a una pieza heráldica de formato rectangular.