?>

Concepto de página

Del latín “pagina” nos llegó nuestra palabra página, sustantivo derivado de “pangere” verbo que puede traducirse como atar o ligar. Una página es cada una de las hojas o finas láminas de papel que conforman un cuerpo de escritura y/o lectura, que puede contar con una, lo que es inusual, o muchas páginas. Cada una de sus caras se denomina carilla, y pueden hallarse en diarios, revistas, cuadernos, libros, etcétera. Ejemplos: “He leído un libro de más de 500 páginas pero el contenido era tan interesante que fue muy ágil la lectura” o “Tengo que estudiar 10 páginas del manual para mañana”.

Los primeros libros no fueron de papel sino que se escribía sobre pieles de animales. Los egipcios lo hicieron sobre papiros, que elaboraron a partir de plantas acuáticas. En el la antigua Roma primero se escribió sobre tablas de madera y luego sobre papiros que se enrollaban. Los códices con hojas recién aparecieron en el Imperio hechos con láminas de piel fina. Las páginas de papel surgieron gracias al ingenio de los chinos en el siglo II y fueron conocidas por los europeos cuando las trajeron los árabes. En el siglo XI ya existía en Europa una fábrica de papel y con la invención de la imprenta en el siglo XV su uso se amplió significativamente.

El concepto de página ha evolucionado de tal forma que hoy hablamos de páginas virtuales, digitales o electrónicas. Son las conocidas como páginas web, a la que se accede a través de un navegador web, y contiene información de contenidos varios, pudiendo contar de imágenes, sonidos y videos y puede contener hiperenlaces.

En sentido figurado, una página puede referirse a un tramo de nuestras vidas, si consideramos a nuestra historia como un libro: “En la página del día de hoy, del libro de mi vida, solo pude escribir desencantos y tristezas”.