Concepto de caballería

Caballería, es un término que se aplica a los animales que pertenecen a la familia de los mamíferos equinos, empleados para el transporte de carga o para cabalgatas, y lo relacionado con ellos.

Particularmente, se le dice caballería (del francés “cavalerie”) en los ejércitos, al cuerpo de soldados que combatían a caballo, para lo cual se criaban razas fuertes; y una vez que esta modalidad de combate, fue dejada de lado, se llamó caballería, a los que libran batalla en vehículos provistos de motor.

En un principio, la caballería, se empleó en las batallas, colaborando con la infantería, realizando maniobras envolventes y persiguiendo a los enemigos en fuga.

Uno de los grandes ejércitos antiguos, fue el macedónico, que convirtió, durante el reinado de Filipo II (359 a. C- 336 a. C) y del de su hijo Alejandro Magno (336 a. C - 323 a. C) a Macedonia, en la principal potencia griega, formando un ejército con sus propios ciudadanos, y no con mercenarios, privilegiando la infantería por sobre la caballería que había sido, hasta entonces, la fuerza principal, usándola como apoyo de la falange, en ataques combinados, haciendo de la actividad militar una tarea de tiempo completo. La “caballería de los compañeros” era la caballería pesada, integrada por miembros de la nobleza. Los tres mil caballeros que la componían se dividían en doce escuadrones. Para las campañas de reconocimiento, para dar inicio a las batallas o para perseguir enemigos, tenían una caballería ligera, armada con jabalinas.

Tradicionalmente, la caballería romana usaba caballos de pequeño porte. El primer regimiento de caballería romano, habría sido formado por su primer rey, Rómulo, integrado por 300 caballeros (cien por cada una de las tres tribus originarias) que conformaron su guardia personal. Fueron los “celeres”. En el siglo VI a. C, el rey Servio Tulio, organizó a la población en centurias de acuerdo a su riqueza, que en total, fueron ciento noventa y tres. Además de servir para cobrar impuestos e integrar el ejército, las centurias daban participación en unas nuevas asambleas populares, llamadas comicios centuriados, donde se votaba de acuerdo a un orden, siendo el primero de ellos la caballería, integrada por ciudadanos de la clase ecuestre (equites) que participaban en la lucha a caballo, y tenían más de 100.000 ases, pues solo ellos podían mantener a sus caballos.

La caballería desde el Alto Imperio Romano, tuvo una importancia crucial, constituyendo, con la infantería, unidades de tipo mixto, teniendo un papel todavía más destacado, en el Bajo Imperio, iniciado en el año 284. Esto continuó en el Imperio de Oriente, mientras que, Occidente, en poder de los pueblos bárbaros desde el año 476, se dio preeminencia a la infantería. Sin embargo, desde el siglo VIII, los ejércitos carolingios, centraron su poder en la caballería acorazada.

Los pueblos árabes optaron por el uso de una caballería ligera, armándose los jinetes con sables y lanzas, siendo la caballería ligera la que caracterizó a la Edad Moderna de Europa central, aunque todavía la caballería pesada no se había desestimado. La aparición de las armas de fuego, no impidió que se siga usando la caballería, hasta que sí, desaparece, en el siglo XIX, con la invención de la ametralladora.

Buscar otro concepto