Concepto de castrense

La palabra castrense tuvo origen en el vocablo latino “castrensis”, a su vez de “castrum” en el sentido de lugar o recinto fortificado. Se le atribuye la calidad de castrense a todo lo que se relaciona con la profesión militar y los ejércitos, que se ocupan de salvaguardar la seguridad del Estado, a través de la fuerza, que conforman las Fuerzas Armadas de un país, y participan en acciones bélicas o de guerra. Las fuerzas castrenses están organizadas jerárquicamente y se requiere una férrea disciplina. Se distinguen por el uso de un uniforme que les otorga identidad de cuerpo, pudiendo estar divididas según sus tareas se desarrollen por tierra, mar o aire (ejército, armada y fuerza aérea). Pueden los castrenses, ocuparse de otras cuestiones, además de iniciar guerras o reprimirlas, como por ejemplo mantener la seguridad interior, guardias de honor o participar en emergencias.

En la antigüedad, en un mundo donde la guerra era el modo de conquistar territorios, la profesión castrense fue muy valorada. Por ejemplo, en Roma, quienes integraban los cuadros castrenses, comandando las batallas, eran los cónsules en la República romana, lo que les otorgaba un gran prestigio. Por ejemplo, Julio César, obtuvo su fama y reconocimiento tras una serie de conquistas que se coronaron con la anexión de las Galias. En la Edad Media, la población se dividía entre los campesinos que trabajaban para toda la población, la clase castrense que protegía a todos y el clero que rezaba para el bien de la comunidad. Las guerras nunca terminaron, y se sucedieron en la Edad Moderna y en la Contemporánea, donde dos conflictos castrenses, involucraron a tantos países, que tomaron el nombre de Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial.

En la actualidad, hay conflictos bélicos, aunque la diplomacia ha avanzado mucho para resolver los problemas de modo pacífico y hay veintiún países que no cuentan con organización castrense, como la Ciudad del Vaticano, Samoa o los Estados Federados de Micronesia. Otros no la tienen de modo permanente, como por ejemplo, Andorra, que tiene un pequeño ejército ceremonial, pero tienen un acuerdo con España y Francia para su protección. Costa Rica, solo permite organizar fuerzas castrenses, ocasionalmente, para su defensa o por convenio internacional.

La justicia castrense, son las leyes que regulan a las fuerzas castrenses de un Estado y los tribunales militares que las aplican. En algunos países se encuentra integrada la justicia castrense con la civil, y en otros, separada.
Los integrantes de las Fuerzas Armadas en Argentina, y las Fuerzas de Seguridad Federales, de religión católica, se encuentran asistidos espiritualmente, por el Obispado Castrense, cuyo titular es un obispo, que ha sido nombrado por el Papa. En España, una función similar la ejerce el Arzobispado Castrense, integrado por cinco vicariatos, para cada una de sus fuerzas.

Buscar otro concepto