Concepto de catecismo

La palabra catecismo es de origen griego. Procede de κατηχισμός (katekhismos) vocablo integrado por “kata”, que indica una posición descendente, el verbo “ekhein” que se traduce como “sonar” o, por extensión “instruir”, y el sufijo “ismos” que indica que se trata de una doctrina. Literalmente, catecismo es “resonar por debajo” aludiendo a que se trata de la imposición de una doctrina.

El catecismo es un texto propio del cristianismo donde se exponen los elementos centrales de su fe, sus tradiciones y su moral, de modo sistemático, sencillo y preciso. Cada rama del cristianismo los posee, variando según los países, pero siguiendo una misma referencia o modelo, del cual no pueden distanciarse sustancialmente.

Los catecismos de la iglesia católica, toman como referencia la interpretación bíblica y el pensamiento de los padres de la iglesia y su magisterio, realizada por el Concilio Vaticano II, que convocó el Papa Juan XXIII. Sesionó entre 1962 y 1965 y fructificó en cuatro constituciones, nueve decretos conciliares y tres declaraciones conciliares.
Al celebrarse el vigésimo aniversario de la clausura del Concilio mencionado, el Papa Juan Pablo II, convocó a un Sínodo de Obispos, el 25 de enero de 1985, que, en una de sus conclusiones, solicitó al Papa la redacción de un Catecismo Universal, moderno y claro, a tomar como base por las iglesias locales en la redacción de sus propios catecismos. Un año más tarde, el Papa convocó a ese fin a una comisión integrada por doce obispos. El Catecismo de la Iglesia Católica (CEC) fue promulgado en francés, el 11 de octubre de 1992. La versión latina, oficial y definitiva, se publicó el 15 de agosto de 1997.

El catecismo le es enseñado a los niños durante la catequesis, donde se los instruye sobre los principios de su fe, antes de tomar la comunión.

En el luteranismo, Martín Lutero redactó sobre textos canónicos de la Biblia, el Catecismo Mayor, dirigido en especial a los clérigos, maestros y padres de familia, que se publicó en el año 1529. Se incluyó en el año 1580 en el Libro de la Concordia, que contiene la doctrina luterana. El catecismo mayor tiene cinco partes, que son: 1. Los Diez Mandamientos; 2. El Credo de los Apóstoles; 3. El Padre Nuestro; 4. El Bautismo y 5. La Comunión.

También redactó Lutero en 1529, el Catecismo Menor, destinado a los niños, y fue incluido, como el Catecismo Mayor, en el Libro de la Concordia.

En la Iglesia de Inglaterra, el Catecismo anglicano está contenido en El Libro de Oración Común.