Concepto de comuna

La palabra comuna se derivó del vocablo latino “communis” que se traduce como “común”, cuyo plural es “communia”, perteneciente a un grupo o comunidad, que se organiza autónomamente. Es sinónimo de municipio.

Las comunas medievales

A mediados de la Edad Media, desde el siglo X, los asentamientos urbanos, especialmente en Italia, comenzaron a crecer, expandiéndose luego el proceso a Francia, Alemania y España, y las poblaciones debieron buscar seguridad frente a los ataques de los bandidos. Esto los hizo refugiarse en ciudades amuralladas; mientras que, para protegerse de la nobleza privilegiada y los abusos de los señores feudales, lucharon por sus derechos para obtener fueros de parte del monarca, que los concedía para contar con el apoyo de la población. Así surgieron las comunas como entidades políticas con un gobierno propio, independiente del de los señoríos. También en algunos casos, se crearon comunas rurales, en especial en Suiza, Inglaterra y Francia, en estos casos, dedicadas más a velar por la seguridad de los caminos.

Todas las comunidades, urbanas y rurales, estaban comprometidas en la defensa mutua, donde todos los integrantes de la comunidad prestaban juramento públicamente de asegurar la paz común. Sin embargo, a fines de la Edad Media, las comunas italianas se transformaron en ciudades-estado, pero, en otros países fueron absorbidas por el poder de los reyes.

La Comuna de París

Esta entidad gobernó la ciudad de París, solo dos meses y diez días, tras la caída del gobierno de Napoleón III, al perder la guerra contra Prusia. Fue un gobierno de insurrección y socialista que tomó el poder entre el 18 de marzo y el 28 de mayo del año 1871, contra la restauración de la monarquía borbónica. Dictó varios decretos revolucionarios, como la proclamación de un Estado laico y la toma de las fábricas abandonadas, por parte de los obreros.

Tomando el modelo de la Comuna de París, Karl Marx las toma como referente para una organización política donde el capitalismo se reemplace por el socialismo local y participativo, integradas por obreros, base de lo que sería la dictadura del proletariado.

Ante la inexistencia del Estado, las comunas, de conformación voluntaria y libre, servirían para que los productores pudieran organizar sus actividades económicas, pudiendo conformar federaciones.

Las comunas porteñas

En La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina) se dictó, en el año 2005, la ley 1.777, denominada “Ley Orgánica de Comunas”, que la dividió en quince comunas, que son unidades descentralizadas, con gestión política y administrativa, integradas por barrios, uno o más.