Concepto de consultorio

La palabra consultorio surgió de la unión de los siguientes términos latinos: “consulere”, en el sentido de solicitar consejo, más el sufijo “torio” que se traduce como lugar.

El consultorio más conocido, es aquel sitio donde los profesionales de la salud, atienden a sus pacientes, equipado con diferentes mobiliarios y equipos según la especialidad; pero donde no se realizan estudios o intervenciones de riesgo, ya que para eso se prefieren lugares donde existe aparatología más compleja y posibilidad de atender situaciones donde pueda haber compromiso vital, como las unidades de cuidados intensivos.

Los consultorios suelen ser habitaciones, dentro de edificios privados o de hospitales públicos. Ejemplos: “El consultorio de mi dentista es muy cómodo, sus dimensiones son amplias y además del sillón que usa para curaciones y extracciones, tiene aparato de rayos”, “Mi médico atiende consultorio junto con otros doctores en una amplia casa antigua, donde en cada habitación, hay una sala de consultas”, “Me recibí de médico y necesito comprar una camilla y un escritorio, mínimamente, para abrir el consultorio, que instalaré en una pieza de mi propia casa”, “Ante la urgencia me dirigí a los consultorios de la guardia del hospital” o “No es seguro que se efectúe una cirugía por más simple que sea en el consultorio del médico, es mejor hacerlo en un sanatorio por si surge alguna complicación”.
Otros consultorios pueden ser aquellos que evacúan consultas impositivas, jurídicas, arquitectónicas, etcétera. Ejemplos: “Existe un consultorio jurídico gratuito, atendido por estudiantes avanzados de la carrera de Derecho, que asesora a quien lo necesita como servicio social y además sirve de práctica a los futuros profesionales” O “Iré al consultorio fiscal a informarme sobre los tributos que debo abonar”.

En general los consultorios cuentan con una sala de espera donde los pacientes o clientes aguardan ser atendidos, y una secretaria que los recibe y coordina los turnos, además de encargarse de la cobranza de las consultas. Son inspeccionados por las autoridades administrativas correspondientes ya que deben contar con habilitación para funcionar.