Concepto de disculpa

La palabra disculpa se integra con los siguientes términos latinos: el prefijo de separación “dis” y culpa, en el sentido de negligencia o falta.

La culpa en sentido estricto es provocar a otro un daño físico o moral, que lo afecte en su dignidad, en su organismo, en sus bienes o a sus seres queridos, pero no habiendo tenido la intención de hacerlo. Por eso cuando se piden disculpas por lo ocurrido o provocado, se dan explicaciones de por qué ocurrió, tratando de justificar el hecho: “Disculpa, no fue mi intención ofenderte, solo dije lo que escuché sobre ti, no que coincide con mi pensamiento”, “Me disculpo por haberte empujado, es que perdí el equilibrio” o “Mi maestro me disculpó por la tardanza, ya que le expliqué que fue porque perdí el transporte”. Aceptadas las disculpas, se quita la culpa. Diferente es el caso del perdón, término que muchas veces se emplea como sinónimo, pero que en realidad se solicita cuando se ha cometido algún acto dañino con intención de hacerlo, o sin que hubiera nada que lo justifique.

Alguien puede disculparse de no asistir a una reunión familiar o de negocios: “Me disculpé de no ir al cumpleaños de mi prima pues me siento enfermo” y pedir perdón en la misma situación: “Les pido perdón por no haber asistido, no tengo ninguna excusa para darles”.

Las disculpas son el modo de liberarnos de la culpa, pero requiere la aceptación del perjudicado por nuestras acciones. Es una muestra de arrepentimiento por haber causado un daño aunque no haya sido ex profeso. Tal vez pudo haber por parte de nosotros algún error, una negligencia o descuido y con ello afectamos a otros, y está muy bien reconocerlo y disculparnos. El otro puede elegir otorgarnos las disculpas o no. En ocasiones podemos ser nosotros los perjudicados, y debemos entender que cualquiera puede errar y es sano saber aceptar las disculpas que se nos brindan.

Como norma de uso, se pide disculpas, cuando alguien necesita pasar y hay otro u otros en el camino. Es un modo de pedir permiso para poder avanzar en el camino. También se pide disculpas, cuando una persona está hablando y se quiere acotar algo al respecto: “Me disculpa, desearía agregar un comentario sobre el tema”.