Concepto de endilgar

Endilgar es una palabra aguda, compuesta de tres sílabas. Se trata de un verbo no pronominal de primera conjugación, e irregular, cuya etimología resulta discutida.

Para Joan Coromidas, procede del aragonés “endizcar”, que a su vez se derivó de “gizg”, término empleado para impulsar a los perros a pelear, con lo cual tendría el significado de incitar a la lucha. Para M. Calandrelli, proviene de la expresión latina “in delegare”, en el sentido de delegar a atribuir a otro, algo que a nosotros nos correspondía soportar o hacer.

Un uso no tan frecuente es el de dirigir o encaminar algo hacia un propósito. Sin embargo, con mayor habitualidad, se usa en los siguientes casos:

Endilgar puede utilizarse para evitar hacer una tarea y que otro la haga por uno, algo que es habitual en personas irresponsables y haraganas, que, sin embargo, no quieren sufrir las consecuencias de sus omisiones. Por ejemplo: “Me endilgaron hacer el trabajo grupal, como si fuera solamente mío, y luego todos querrán figurar como autores, así que le diré al profesor, para que exija que todos colaboren”.

También puede referirse a encargar una tarea pesada o molesta: “Mi jefe me endilgó el trabajo de hacer y repartir las invitaciones a la fiesta de la empresa, y son más de mil invitados”.

Se utiliza, además, para inculpar a alguien por alguna falta o delito, especialmente cuando es injusta la atribución. En general se busca a los más vulnerables, para endilgarles resposablidadees o culpas que no tienen: "Mi pequeño hijo le endilgó la culpa a su perro de haberse comido los dulces", “Mi padre me endilgó la culpa de haberle mentido, cuando en realidad, todo fue planeado por mi hermano, y yo solo callé, para no delatarlo”, “Me han endilgado la autoría del robo, y yo no he sido, pero se basaron en los dichos de dos testigos que seguramente me confundieron con otra persona” o “Me han endilgado una multa por conducir con exceso de velocidad, pero probaré que ni siquiera estuve en esa zona el día del hecho”.