Concepto de aspaviento

La palabra aspaviento procede del latín “expavere” en el sentido de espantarse, horrorizarse, y demostrarlo con gritos, gestos y acciones. Pasó al italiano como “spavento”, y de allí llegó al español.

Hacer aspavientos es darle a un hecho mayor trascendencia de la que realmente tiene, y expresarlo exageradamente. Se trata de personalidades hipersensibles, emocionales, o que les gusta llamar la atención, aunque sea de modo inconsciente. Son lo opuesto a las personas moderadas, prudentes, serenos y calmados.

Los niños suelen hacer aspavientos, magnificando sus estados anímicos, por ejemplo: “Mi hijo hizo un aspaviento porque no le compré un juguete, y se puso a llorar y gritar en el negocio”.

Puede tratarse de magnificar algún logro personal o de terceros, por ejemplo: “Hizo un gran aspaviento, cuando su hijo se recibió de médico. Puso un pasacalle, anunciando la noticia, y organizó una fiesta multitudinaria”, “Siempre está haciendo aspavientos de sus logros laborales” o “No pude contenerme, y cuando me avisaron que nació mi hijo, hice un escándalo en el hospital con mis gritos de alegría; tanto aspaviento, me valió una reprimenda de los médicos, pues estaba molestando mucho al resto de los pacientes”.

Puede también referirse a manifestaciones de enojo desbordado: “Mi jefe es de hacer aspavientos cuando un empleado llega tarde, grita e insulta, sin que le importe los motivos del retraso”; pero también de amor: “No necesitas manifestar tu cariño con tanto aspaviento, a tu esposa le gusta que la halagues y la cuides, pero, tus desbordes, llegan a cansarla” o de admiración: “Está tan maravillada con su ídolo que, cuando lo ve por televisión, hace un tremendo aspaviento, y salta de alegría”.

En ocasiones, se hacen aspavientos, cuando se magnifican los problemas: “No debes hacer tanto aspaviento por un dolor de muelas, sé que es molesto, pero el odontólogo se ocupará de resolver tu problema sin que llores de ese modo” o “Estás haciendo aspavientos por un examen, deberás rendir muchos a lo largo de tu carrera”.

Con respecto al miedo: “Vio un ratón, e hizo un enorme aspaviento, como si se hubiera enfrentado a un tigre” o “Si haces tanto aspaviento por unos truenos, qué harás si te sorprende un huracán”.

Buscar otro concepto