Concepto de endeudamiento

El endeudamiento es la consecuencia de endeudarse o contraer deudas, o sea, obligaciones, por las cuales una persona está comprometida a pagar en un cierto tiempo, a su acreedor, una cantidad de dinero, que puede estar constituida por el capital inicial que adquirió a través de un préstamo en efectivo o por el valor de la o las mercancías compradas o arrendadas, a lo que suelen sumarse intereses compensatorios, y, en algunos casos, moratorios, si no se abonó en tiempo y forma.

A lo largo de la vida, las personas (tanto físicas como jurídicas) para cumplir sus metas, deben, generalmente, recurrir a préstamos, pagaderos a corto, mediano o largo plazo, lo que les genera endeudamientos. El endeudamiento, planificado y estructurado en base a los ingresos con los que se cuenta, permite concretar planes con recursos monetarios, que se tardarían mucho en reunir por cuenta propia, e ir desendeudándose en cuotas, paulatinamente. Sin embargo, un endeudamiento, puede generar muchos problemas, si no se puede cumplir con los plazos de pago, pues los intereses suelen ser muy altos. Las personas, acostumbran endeudarse, muchas veces, a través de compras que realizan con tarjetas de crédito, pues es un modo fácil de acceder al crédito, pero, también, esa simplicidad puede ocasionar la generación de endeudamientos imposibles de saldar.

Contablemente, el “ratio de endeudamiento” es el porcentaje de la deuda contraída (pasivo exigible) con relación a los recursos propios (patrimonio neto). Las propias empresas, para saber si es conveniente solicitar el crédito; o las entidades bancarias, para evaluar la capacidad de pago del cliente que solicita el préstamo, a fin de otorgarlo o denegarlo, evalúan esta “ratio” de acuerdo al balance contable actualizado. Se considera un grado óptimo, el que es inferior a un 30 o 35 %. Si la deuda compromete el 60 %, o más, del patrimonio, es un endeudamiento peligroso, conocido como sobreendeudamiento.

A nivel del Estado, los endeudamientos pueden ser internos, con los propios ciudadanos del país, a través de títulos valores, que emite el Estado y que adquieren inversores nacionales; o externos, con entidades foráneas, La deuda externa de un país, con otros países, en general se contrae a través del Banco mundial o del FMI (Fondo Monetario Internacional).

Ejemplos de uso: “Tengo un enorme endeudamiento con el Banco, ya que pedí un crédito hipotecario para comprar mi casa; y, si no puedo pagarlo, ya que perdí mi empleo, me la rematarán”, “Si no recurro al endeudamiento no podré dotar a mi empresa de las nuevas tecnologías y se volverá poco competitiva” o “El endeudamiento externo de nuestro país, es tan grande, que tuvo que pedirse una refinanciación”.