Concepto de estalinismo

Con el término estalinismo, se conoce la política autoritaria y cruel que el bolchevique Iósif Stalin (1878-1953) de ideología marxista-leninista, impuso en la URSS (fundada en 1922) durante su gobierno, ocupando la presidencia del Consejo de Ministros entre el 6 de mayo de 1941 y el 5 de marzo de 1953. Sus seguidores lo consideraron el verdadero sucesor de Lenin, ya que, tras la muerte de Lenin, el XII Congreso en 1924, lo nombró Secretario General del Partido Comunista.

Fueron características del cuestionado régimen estalinista, que rigió desde 1924 hasta 1953, año de la muerte de Stalin, las siguientes:

Una exacerbación del sentimiento patriótico y nacionalista, y un comunismo solo en la URSS.

Un Estado poderoso que concentró en Stalin y el Partido Comunista, todos los poderes, con la imposición de culto a la persona del líder Stalin, con censura a la prensa, que pasó a manos del Estado, y fuerte control y represión de ideologías opositoras, lo que efectivizó a través de purgas.

Fue opositor al plan Marshall. La URSS se basó en una economía centrada en la estatización de las empresas y bancos, un sistema cooperativista, y un fuerte control económico por parte del Estado, que se apoderó de los centros de producción y de las tierras productivas, de modo violento.

La implantación de planes quinquenales entre 1946 y 1950, con el fin de planificar la producción de los sectores agrícola y fabril, logrando un crecimiento industrial acelerado, especialmente en el campo de la industria pesada, siendo muy redituable y sostenida la producción de hierro, acero y carbón. La angustiosa situación en que había quedado la URSS tras la Segunda Guerra Mundial con su industria aniquilada, volvió a ver la luz.

Finalizada la segunda Guerra Mundial, en la que tuvo una participación destacada frenando el avance alemán, Stalin convirtió en satélites de la Unión Soviética, a todos los países (menos Yugoslavia) de Europa oriental.

El estalinismo no solo encontró detractores dentro de los capitalistas sino también de una parte del comunismo, representado por los trotskistas, seguidores de Trotski, a quien Stalin expulsó del partido en el año 1927.

Los partidarios de León Trotski (los trotskistas) consideraron que el estalinismo era una degeneración del comunismo, con excesiva burocracia y con una elite de funcionarios privilegiados. Trotski quería extender el comunismo fuera de la URSS. También, Nikita Jrushchov que le sucedió en el gobierno a Stalin, fue crítico severo del estalinismo, y comenzó una política de desestalinización, combatiendo el fuerte autoritarismo impuesto por su antecesor.