Concepto de Revolución Rusa

Importancia

Como toda revolución, la que tuvo a Rusia como escenario, implicó un profundo cambio, que en este caso daría nacimiento a la Unión Soviética, llevando por primera vez al socialismo al poder y terminando con el Imperio ruso, y el régimen zarista.

El poder pasa a los sóviets

La primera revolución aconteció en febrero de 1917, donde tomó el poder la Asamblea Legislativa o Duma Imperial, que había sido creada por la presión popular, luego de la revuelta de 1905, y convirtió el poder absoluto en una monarquía de corte parlamentario, aunque solo en las formas, pues en la práctica se seguía imponiéndose el autoritarismo imperial. La Duma estableció un gobierno provisional, obligando a abdicar al emperador, Nicolás II.

Las causas de la revolución

Nicolás II había despertado el rechazo popular por sus medidas despóticas y el hambre en que sumió a la población, lo que contrastaba con sus numerosas posesiones y lujos.

La participación nefasta de Rusia en la primera Guerra Mundial no hizo más que agravar el hambre y el descontento. Las protestas obreras se multiplicaban pues sus condiciones como trabajadores eran humillantes, trabajando en fábricas dominadas por capitales extranjeros, siendo la represión sangrienta, la respuesta del gobierno a sus quejas.

El comunismo en el poder

El gobierno provisional, que tenía la idea de convocar a elecciones, gobernó con la presión y la influencia de los sóviets, que eran consejos obreros, apoyados por la izquierda comunista y los obreros. El sóviet más importante, el de Petrogrado y los de otras ciudades importantes contaron con la participación de los bolcheviques, que paulatinamente fueron controlando el resto de los sóviets, los que tomaron el poder a partir de la revolución de octubre de 1917, que lideró Vladimir Lenin, fundador del Partido Comunista. El poder fue ocupado por el SNK (Sóviet de Comisarios del Pueblo) también conocido como Sovnarkom, que instauró el comunismo en Rusia.

El 20 de diciembre de 1917 comenzó a funcional la Checa, organismo de inteligencia militar para combatir toda clase de oposición al régimen. En marzo de 1918 se firmó el Tratado de Brest-Litovsk con Alemania, Bulgaria, y los imperios austrohúngaro y otomano, cediendo varios territorios, y retirándose Rusia de la Primera guerra Mundial.

Los bolcheviques debieron enfrentar a la oposición, que contaba con el apoyo de los grandes líderes mundiales capitalistas, y su triunfo logró la creación en el año 1922 de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) que perduraría y sería el antagonista de Estados Unidos en la Llamada Guerra Fría, siendo el fin de la URSS, su disolución en el año 1991.