Concepto de expensas

La palabra expensas, procede del verbo expender, que proviene del latín “expendere” integrado por el prefijo de exterioridad “ex” y por “pendere” en el sentido de “pender” o “colgar”.

Son costos ordinarios o extraordinarios que deben abonarse por el uso o el consumo de algo, en forma periódica, o en un solo pago.

Ámbitos de aplicación

En Argentina, se usa específicamente para nombrar aquellos gastos comunes, de mantenimiento, preservación y mejora, que surgen por vivir en edificios de propiedad horizontal o en otro tipo de condominios, donde se pagan en forma proporcional, teniendo en general en cuenta las dimensiones de cada departamento. También suele llamarse expensas, a los gastos que deben afrontarse para el mantenimiento de las tumbas en los cementerios privados.
En los edificios de departamentos, suelen dividirse en expensas ordinarias, que incluyen los gastos fijos que se registran mensualmente como la luz de pasillos y frente, la limpieza, la administración, el mantenimiento de ascensores, los seguros, etcétera; y las expensas extraordinarias, para arreglos y refacciones no habituales, o gastos por reclamos judiciales o extrajudiciales, en que el consorcio resulte demandado. Las expensas ordinarias deben ser abonadas por quien reside en cada unidad funcional, sea dueño o inquilino; mientras que las extraordinarias le corresponden al propietario, viva allí o no.

Los montos a abonarse en concepto de expensas le son comunicados a los integrantes del consorcio a través de una liquidación o resumen de gastos de expensas, detallado, que realiza el administrador. Dicho pago es de cumplimiento obligatorio, pues de lo contrario, puede demandarse judicialmente.

En España, a los gastos por vivir en edificios con partes comunes, se los denomina, cuotas de comunidad; en Colombia, cuotas de administración y mantenimiento, y en México, gastos comunes.

También se conocen como expensas, o más estrictamente, como litisexpensas, los costos que generan las actuaciones judiciales, y en sentido más restrictivo a los pleitos matrimoniales, en general por divorcio, derecho de visitas o cuota alimentaria, pudiendo el Juez dividir los gastos entre los cónyuges o hacer que sean soportados por la parte más solvente económicamente.

La expresión “a expensas” significa que se ha logrado algo, sacrificando otra cosa, que es el costo pagado para obtener el objetivo.

Ejemplos de uso

“Este mes las expensas me costaron carísimo, pues como se rompieron los ascensores y la bomba de agua, todo ese gasto se reflejó en la liquidación”, “He logrado recibirme de médico, a expensas de haber sacrificado muchos fines de semana sin pasear, y relegado vacaciones” o “Inicié un juicio, y como lo perdí, tuve que afrontar las litisexpensas”.