Concepto de apartamento

La palabra apartamento, procede del italiano “appartamento”, que, a su vez, procede del latín “partire”, en el sentido de “partir”. Se aplica a las unidades funcionales en que se divide un edificio, construido en un terreno común, sujeto al régimen de propiedad horizontal, que regula cómo se organiza la convivencia, con respecto a los espacios privados de cada propietario y los comunes de los consorcistas (entrada, pasillos, terrazas, patios, escaleras, ascensores, calderas) ya que sobre estos últimos se ejerce una copropiedad, y son necesarios para el uso y goce de la parte privada o complementarios de la misma.

Si bien es un modo económico de solucionar el tema habitacional, pues hay un terreno, una estructura y servicios comunitarios, hay algunos edificios de apartamentos de gran categoría, con grandes lujos y que no son pequeños, como suele pensarse, ya que si bien algunos son mono ambientes, donde en un único espacio están ubicados la cocina, el comedor y el dormitorio, a lo que se añade el cuarto de baño, también los hay de dos tres, cuatro y más ambientes, con balcones y terrazas, propias o comunitarias. En cada piso, del edificio, cuyo número es variable, puede haber uno o más apartamentos. Si el edificio tiene más de tres pisos, debe contar con un ascensor; o más, si excede de siete pisos.

Los apartamentos pueden estar destinados a vivienda, comercio u oficinas; y pueden ser usados por los propietarios, inquilinos o comodatarios. Algunos apartamentos son de uso permanente, y otros, ocasional, como los destinados a vacacionar. Las relaciones entre vecinos, se rige por un reglamento de co-propiedad.

Los gastos, para el mantenimiento de áreas comunes, se hacen en proporción a las dimensiones de cada apartamento. En Argentina, se conocen como expensas.

Los propietarios de los apartamentos se reúnen anualmente en Asambleas Ordinarias, convocados por el administrador, que puede ser uno de los consorcitas o una persona designada al efecto, para evaluar lo acontecido en ese período, y decidir cuestiones que se incluyen en la convocatoria, como Orden del día. Ante imprevistos, puede convocarse a Asamblea Extraordinaria Siempre se decide por mayoría.

Ejemplos: “Vivo en un apartamento en el centro de la ciudad, es muy confortable, pero tiene altas expensas” o “El apartamento al lado del mío está ocupado por un joven estudiante que hace ruidos a altas horas de la noche, y no me deja dormir”.

En algunos países, los apartamentos se denominan departamentos, por ejemplo, en Argentina, Chile, Perú y México, aunque este término también se use para nombrar las unidades en que se divide administrativamente una empresa u organismo, público o privado. En otros lugares, como en el caso de España, a los apartamentos, se los nombra como pisos.

Buscar otro concepto