Concepto de forajido

La palabra forajido, que puede usarse como sustantivo o adjetivo, está integrada por el término latino “foras” que designa lo que está en el exterior o afuera, y “exido”, vocablo también latino, que procede a su vez del verbo “exire” que indica la acción de salir. Un forajido, es aquel que ha sido desterrado de su patria por haber cometido un ilícito grave, o que está fuera de su terruño, por estar escapando de la acción de la justicia, y vive escondido en lugares descampados, lejos de la gente que pueda denunciarlos.

En cualquier caso, un forajido es un delincuente, que, en sentido estricto está huyendo, para no pagar por los delitos que cometió. En general, van armados, ya sea con armas blancas y/o de fuego, robando, e incluso, asesinando gente, con tal de conseguir sus oscuros propósitos. Son seres marginales, que siempre existieron en las comunidades, y lidiar con ellos es un problema que preocupa a sociólogos, psicólogos, psiquiatras y criminólogos; que tratan de conocer las causas por las que las personas se involucran en prácticas ilegales que los convierten en forajidos, y los métodos más eficaces para tratar de que desistan de esas ideas, pues una vez cometidos los crímenes, ya el daño estará hecho, aunque paguen con la privación o incluso con la vida, en aquellos estados que se acepta la pena de muerte.

Muchas veces actúan en bandas, lo que agrava la peligrosidad de su accionar, al potenciar sus fuerzas, y por eso la ley castiga esa figura delictiva con una penalidad mayor.

Fueron habituales los forajidos en el Lejano Oeste, pistoleros inescrupulosos, como el caso de Joaquín Murrieta y su compañero Juan Tres dedos, que, en el siglo XIX, se dedicaban a robar y asesinar a “los gringos” que les habían arrebatado a los mexicanos su territorio y habían violado y asesinado a su mujer. Este forajido justiciero, inspiró a Johnston McCulley, para crear a su famoso personaje “El Zorro”, en 1919.

En el Cine, “El Forajido” es una de las maneras como se ha traducido en España el título de la película estadounidense del año 1943, “The Outlaw” que dirigió primero Howard Hawks y luego, Howard Hughes, que debió demorar su estreno por haber sido censurada, por considerar que mostraba escenas reñidas con la moral de la época, especialmente referido al atuendo de la actriz Jane Rusell, que lucía escotes generosos. Fue protagonizada por Jack Buetel, Jane Russell, Walter Huston y Thomas Mitchell. El argumento versa sobre un ataque indígena, dentro de un poblado donde se había establecido una relación compleja, entre el sheriff, un amigo que llega al lugar, un bandido perseguido por la justicia, Billy the Kid, y el amor de una mujer en disputa.