Concepto de forraje

La palabra forraje, procede etimológicamente del vocablo francés “fourrage” y es el nombre con el que conocen las hierbas, ya sean verdes o secas, que usa el ganado para poder alimentarse.

Puede tratarse de plantas forrajeras (como el maní forrajero, frutos y semillas de la leucaena, las hojas del madero negro, etcétera) o pasturas, que poseen valor nutritivo y no dañan al animal, sino, por el contrario, contribuyen a su crecimiento y desarrollo. Los pastos o gramíneas son buenas fuentes de fibras, proteínas brutas y contienen escasos minerales; mientras que las leguminosas forrajeras, son excelentes por sus aportes proteicos y minerales. Los cultivos destinados a forraje pueden ser permanentes o temporales.

El heno, es una hierba cuyos tallos son cañitas delgadas, de hojas pequeñas y flores en racimo, que se usa para alimentar el ganado (ovejas, vacas, caballos y cabras) cuando es segado y secado. También sirve para alimento de conejos. El forraje natural depende muchos de la fertilidad del suelo y de la humedad del clima de la zona.

Para aumentar la calidad nutritiva de los forrajes se les puede agregar minerales y restos orgánicos, mediante un trabajo de procesamiento. El pienso está conformado por materias primas de origen vegetal, animal y mineral, que se mezclan para potenciar sus propiedades, y que le aporten al animal las mejores condiciones alimenticias, siendo procesados y acondicionados de acuerdo a lo que necesita cada especie animal, por eso los hay específicos para cada clase. Algunos piensos son completos y basta con ellos para proporcionar todos los nutrientes necesarios, y otros ofician como complemento, de lo que consumen los animales de pastoreo, como las vacas, caballos, cabras y ovejas.

El proceso de conservación del forraje verde, sin secar, que retiene la mayor cantidad de nutrientes, usando fermentación láctica, que disminuye el PH al producir ácido láctico, se conoce con el nombre de ensilado.

En Música, existe una banda de rock española, cuyo nombre es “Forraje”, desde 2002, aunque nació en 1998 con la denominación de “Arrebato”. Componen el grupo: Antonio Suárez, apodado "Lulu", en voz y guitarra, Perfecto “kuervo” Mariño, en coros y guitarra, Daniel “Randy” Barral, en guitarra, Fernando “Fer” Quintela, en bajo y coros, y Gerardo “Jerry” Pouso en batería. Entre sus creaciones, están los siguientes discos: De 2003: “Estoy que muerdo”, de 2006: “Diario de un alma rota”, de 2009 “Retales de vino y luna”, de 2013: “Quejidos que no escucha nadie” y de 2015: En directo "Quince duchas de agua helada".