Concepto de fundamentalista

Fundamentalista, es aquella persona cuya ideología se ciñe estrictamente a los principios fundacionales de la doctrina, religiosa o política, a la que adhiere, sin reconocer que pudo haber registrado progresos con el transcurso del tiempo, para adaptarse a nuevas situaciones y ser más comprensiva, inclusiva y pacífica.

Las normas en el ámbito social, se diferencian de las naturales, que son invariables, pues todas ellas (de usos y costumbres, éticas, religiosas y jurídicas) van cambiando junto a los progresos y conquistas sociales, se hacen nuevas interpretaciones, se corrigen o se modifican. Los fundamentalistas no lo aceptan, y se atienen a los textos o idearios originales, con una interpretación estricta y rigurosa, lo que hace que sus pensamientos y acciones, sean rigurosos y dogmáticos, y puedan llegar a ser peligrosos.

Los orígenes del término se sitúan en el campo religioso, y fue usado por primera vez, a inicios del siglo pasado, en Estados Unidos, por un grupo de cristianos evangélicos, que, entre 1910 y 1915, luchaban contra el liberalismo, el humanismo y los avances de la ciencia. Por ejemplo, se mostraban totalmente en contra de las teorías evolucionistas, que consideraban iban en contra de las Sagradas Escrituras, limando las simientes de sus creencias creacionistas, y por eso, se autodenominaron, fundamentalistas.

El término se aplicó luego a cualquiera que no acepte ningún cambio en los pensamientos, prácticas y creencias originales de una determinada ideología, especialmente religiosa, y aplicado en general, al fundamentalismo islámico, originado en el siglo XX, y su aplicación estricta y literal del Corán, que para ellos, debe regir no solo en el ámbito religioso sino en la vida civil, con su consiguiente acción destructiva contra quienes consideran infieles, luchando además contra los imperialismo y el progreso de occidente, a través de lo que denominan guerra santa, con algunos sectores más violentos y radicalizados que otros, que han realizados varios atentados que dejaron muchas víctimas fatales.

Los hinduistas de la India, propugnan la vuelta al sistema estratificado de castas, y pretenden expulsar de la India, a todo el que no profese esa religión. Estos fundamentalistas fueron los que asesinaron al líder pacifista Mahatma Gandhi.

En lo político, podemos citar el caso de los neonazis, apegados, tristemente, a las posturas discriminatorias y criminales de Adolf Hitler.

También cabe el término a las demás religiones, pero que no llegan a usar medios violentos para defender sus ideas, como en el caso de los judíos ortodoxos, que consideran al Tanaj, divino y de interpretación literal en su contenido.