Concepto de Sor

La palabra sor nos llegó a través del catalán y del francés “soeur” que a su vez lo tomó del latín “soror”, que se traduce como “hermana”, empleado en la religión católica para designar a las monjas o religiosas, mujeres que se han consagrado a la vida religiosa adoptando las reglas impuestas por su comunidad, entre las cuales se encuentra el celibato. En general tienen pertenencia a alguna orden religiosa determinada. Se usa sor, precediendo el nombre conferido a la religiosa.

Una muy conocida, por su creación literaria durante el Siglo de Oro español, es Sor Juana Inés de la Cruz, cuyo nombre originario era Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, que vivió entre los años 1651 y 1695. Sor Juana era perteneciente a la Orden de San Jerónimo, cuyos miembros se dedican a la vida contemplativa y son monjas de clausura, aunque sus reglas no son tan rígidas lo que le permitió desarrollar su talento. Fue una adelantada para su época pues deseosa de estudiar no vaciló en vestirse como varón para ser aceptada, antes de tomar los hábitos.
Sor María Ludovica de Angelis, de nacionalidad argentina (1880-1962) nació en Nápoles, pero desde 1904 se radicó en Argentina, donde desarrolló su labor misionera en el Hospital de Niños de La Plata, ciudad capital de la provincia de Buenos aires. Ese hospital lleva su nombre.

En Geografía, Sor es el nombre de un río de Galicia (España). Se trata de un río costero de recorrido corto, de 39 kilómetros de longitud, perteneciente a la vertiente cantábrica.

En la región francesa de Mediodía-Pirineos, existe una comuna llamada Sor. Es muy pequeña. Su superficie de 1,08 km2, está habitada por solo 30 personas.

En Astronomía, Sor, es la denominación de un asteroide, cuyo nombre le fue asignado en homenaje a Fernando Sor, guitarrista español, perteneciente al estilo clásico con tintes románticos. Vivió entre 1778 y 1839. Nació en Barcelona y falleció en París.