Concepto de sueldo

La palabra sueldo se originó en el latín “solidus” que era una moneda de oro acuñada en el Bajo Imperio romano, que sustituyó parcialmente al denario, que era de plata, y se usó desde el 187 antes de Cristo, y que fue perdiendo valor frente a la inflación, reduciéndose su contenido en plata pura a un 50 %; lo que hizo que se exigiera por parte de las tropas cobrar sus remuneraciones en “solidus”, moneda creada por el emperador Constantino.

El sueldo es la remuneración en dinero que percibe de modo periódico un trabajador por poner su fuerza de trabajo a disposición de su empleador, que puede ser una persona física o jurídica privada; o el Estado, si se trata de un trabajador público. El sueldo puede acordarse para ser pagado por día, en cuyo caso se denomina jornal, por semana, quincena o en forma mensual. Si bien existe alguna diferencia entre sueldo y salario, ya que el primero consiste en una suma fija, que incluye el pago de días no trabajados, ya sea por feriados, descansos de fin de semana y vacaciones; y el salario es una suma variable que se calcula en base a horas o días de trabajo efectivo; en general ambos términos se usan como sinónimos.

El sueldo es pactado por empleador y empleado en el contrato de trabajo, aunque no puede ser inferior al mínimo vital, que el Estado fija periódicamente; y no es una suma fija, sino que es móvil, especialmente considerando la inflación que puede registrarse en la economía. Para que el sueldo no pierda valor, se reúnen cada cierto tiempo, las convenciones o contratos colectivos de trabajo para acordar entre los sindicatos obreros y los empleadores los correspondientes aumentos de sueldo de cada sector.

Cada vez que un trabajador recibe su paga, debe entregársele su correspondiente recibo de sueldo, donde constan los importes acreditados, por sueldo básico y otras remuneraciones, como horas extras, aguinaldo o comisiones por ventas; y los descontados, por algunos rubros, como, por ejemplo, aportes jubilatorios y a la obra social. Lo que cobra de bolsillo, o sea, efectivamente, es el sueldo neto.