Concepto de jornal

La palabra jornal se originó en el latín “diurnus” = “diurno” o “relativo al día”, que luego se modificó al perderse la “d” inicial y evolucionando la “i” a la “j”, siendo el término “jurnus” en el bajo latín. En francés el vocablo equivalente es jorurée.

El jornal es la paga que se abona al trabajador en forma diaria. A la persona que desempeña su actividad, recibiendo su remuneración por día, se lo denomina jornalero.

La paga por jornal fue la utilizada en el medioevo para abonar a aquellos que trabajaban en los talleres bajo el mando de un maestro artesano.

En la actualidad los jornaleros son en general contratados para hacer tareas que no demandan demasiado tiempo en concretarse, por ejemplo, en el caso de los peones de campo, que tienen por misión sembrar o recolectar cosechas, luego de lo cual no son necesarios sus servicios y por ende no justifica que se pacte su sueldo por tiempo indeterminado. Sin embargo, esto genera gran inseguridad para el trabajador, ya que continuamente tendrá que buscar trabajos que no siempre obtendrá. Muchos pertenecen a la economía informal y no están registrados como trabajadores. Sin embargo esto es ilegal y aún cuando el trabajo se pacte ser pagado en forma diaria, debe registrarse y contemplarse el sueldo mínimo fijado por el Estado en forma proporcional.

Si bien la paga es diaria no necesariamente deben trabajar pocos días, pues puede extenderse por bastante tiempo. Durante su relación de empleo le corresponden los beneficios de cualquier trabajador: sin embargo la explotación es frecuente, y es donde abunda el trabajo infantil.

La dura realidad que viven los jornaleros fue puesta a conocimiento público, por ejemplo en 2013 en Jalisco, donde fueron “rescatados” doscientos setenta y cinco jornaleros contratados por “Bioparques de Occidente”, que dormían en el suelo y comían solo arroz con frijoles. En Baja California, en 2017, los jornaleros realizaron una huelga. Se trata de los que realizan tareas agrícolas en el valle de San Quintín, víctimas de maltrato haciéndolos trabajar sin descanso y en muy precarias condiciones: 15 horas diarias por 100 pesos al día.

Los periódicos informativos de aparición diaria también son llamados jornales.