Concepto de atiborrado

Atiborrado es el efecto del verbo atiborrar, formado a partir de la conjunción de las palabras atibar (procedente del latín “stipare” en el sentido de “apretar”, y borra (del término latino “burra” que se refiere a “lana vieja”).

Algo atiborrado, está repleto. En sus inicios, se refería a lo que estaba lleno de lana, por ejemplo: “Este almohadón está atiborrado, sácale un poco de relleno pues está demasiado duro”; pero, luego se extendió, para aplicarse a cualquier cosa, material o inmaterial cuyo contenido sea excesivo, especialmente si no es muy útil o nocivo. Por ejemplo: “La ruta está atiborrada de baches, que están dañando mi automóvil, así que buscaré otro camino alternativo”, “Estoy atiborrado de problemas, y no sé por cuál empezar a resolverlos” o “Tu vocabulario está atiborrado de palabras soeces, trata de erradicarlas, pues suenas grosero”.

Si bien lo abundante, cuando se trata de cosas positivas, en general, resulta provechoso, y, a veces necesario; en algunos casos, cuando supera ciertos límites, puede ser dañino y contraproducente. Ejemplos: “El médico me recetó tantos medicamentos, que mi organismo está atiborrado de fármacos”, “Este texto está atiborrado de adjetivos, y su contenido es escaso”, “Mi Biblioteca está atiborrada de libros, y me cuesta encontrar el que busco, así que la voy a ordenar y donar los que ya no leo”, “El profesor nos atiborró de conocimientos, y ahora no recuerdo nada; hubiera preferido, tratar de incorporarlos, paulatinamente”, “Tu hijo está atiborrado de cuidados, si lo sigues sobreprotegiendo, no podrá, de adulto, valerse por sí mismo”, “Tienes el cuarto atiborrado de juguetes y ya no se puede ni entrar a tu habitación”, “Demoré mucho en comprar en el comercio, pues estaba atiborrado de gente” o “Tengo tantas ideas atiborradas en mi mente, que estoy muy confundido”.

Atiborrarse de comida, que es sinónimo de darse un atracón, lo que puede suceder por aburrimiento, ansiedad, estrés o tentación, cuando se ofrecen alimentos muy apetitosos, puede ser una causa de indigestión. quienes padecen un trastorno alimenticio llamado bulimia, suelen atiborrarse de alimentos, para luego vomitarlos. Ejemplos: “luego de atiborrarme de manjares en la fiesta de mi primo, me siento fatal, y tendré que hacer dieta por algunos días”, “Cuando estoy triste me atiborro de comida, para calmar mi angustia, y luego me siento peor, pues, además de mi congoja, tengo dolor de estómago”.

Son algunos sinónimos de atiborrado: atestado, saturado, harto, desmedido, henchido y abarrotado. Son antónimos: vacío, incompleto y moderado.

Buscar otro concepto