Concepto de vociferar

El verbo vociferar, de primera conjugación, procede del latín “vociferare”, término integrado por el sustantivo “vox” que se traduce como “voz” y el verbo “ferre” que alude a la acción de llevar, o, en este caso, producir.
Vociferar es la acción de gritar, de dar voces altas, para ser oído, y así que se sientan las expresiones, como reclamos, o alientos, o abucheos.

Cuando alguien vocifera no está tranquilo, sino que su ánimo se encuentra exaltado ya sea de dicha o de furia, y en este último caso puede llegarse a producir, violencia verbal, lo que puede anteceder a la violencia física, aunque no siempre esto ocurre. Cuando alguien vocifera, intenta que el que lo escucha modifique su conducta, ya sea que mejore su rendimiento en el caso que el grito sea alentador; o que se asuste, si se vocifera con rabia.

La prudencia, virtud muy destacada por los filósofos griegos como Platón, exige evitar vociferar, pues es lo que nos aleja del equilibrio en nuestro comportamiento. Sin embargo, en ocasiones, vociferar puede resultar positivo, si se lo hace para demostrar contento, o para darle ánimos a un actor o un jugador que disputa una competencia. También es usual que se vocifere cuando se hace un reclamo, que, si es justo, merece ser escuchado, y que se eleve la voz para ello.

Hay personas que vociferan todo el tiempo, pues es su modo normal de hablar, lo que es frecuente en personas nerviosas y ansiosas y también en quienes padecen de hipoacusia.

Ejemplos de uso: “Se escucha a la multitud vociferando frente al Congreso para pedir la sanción de la ley”, “Mi jefe no habla, sino que vocifera, ya que nunca está calmado”, “Me gustan los niños, pero cuando vociferan mientras juegan, quedo un poco aturdido” o “Mi abuelo vocifera, pues como escucha poco, cree que los demás tampoco lo escuchan a él”.
Si bien es característico de la oralidad, en la escritura para simular que se está vociferando se colocan signos de exclamación; o si en un diálogo de chat o mensajes de texto, se subrayan las palabras o se las escribe con mayúsculas. Por supuesto estos supuestos gritos no llegarán a nuestros oídos pero serán un modo de captar nuestra atención.